Exhiben casos de violación en bares de Oaxaca

Una joven visita un antro en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, con la intención de divertirse por un par de horas. Al llegar, un guardia de seguridad le destapa una cerveza, 20 minutos después comienza a sentirse mareada, el guardia la conduce al baño, detrás de ella ingresa un hombre y la viola mientras la encargada del aseo cuida la escena sin alertar a nadie de que se está cometiendo un delito.

Esta es sólo una de las más de 200 denuncias de corte similar que la página de Facebook MeToo Baresmx, ha canalizado en apenas un par de semanas. A través de esta iniciativa, cientos de mujeres han roto el silencio y denunciado un secreto a voces que por décadas ha subsistido en bares y antros de todo México bajo la indiferencia de las autoridades.

Las denunciantes narran a través de mensajes anónimos la otra cara de los centros nocturnos de México, que se han vuelto parte de la llamada “trata de blancas express”, modalidad mediante la que las clientes, sobre todo mujeres jóvenes, que acuden a estos establecimientos son ofrecidas como mercancía sexual, drogadas con diversas sustancias, en muchos casos violadas por los clientes y después ignoradas por las autoridades y especialistas de la salud.

En otros casos las víctimas son culpadas por amigos y familiares de haber provocado la agresión.

De acuerdo con la usuaria de Twitter que inició el movimiento en la Red, de la cual se omite su nombre por su seguridad, esta modalidad de trata es ampliamente conocida por clientes masculinos asiduos a centros nocturnos de todo el país, donde pueden solicitar a personal de los establecimientos que una clienta que les resulta atractiva sea drogada con bebidas adulteradas.

Una vez que las clientas ingieren la bebida pierden la consciencia o el control sobre sí mismas, de manera que pueden ser fácilmente manipuladas y violadas por clientes.

De acuerdo con las denuncias, en muchos de los casos, las mujeres terminan siendo violadas dentro de los mismos establecimientos, en otros, las mujeres logran escapar pero con altas dosis de enervantes en su sangre.

“[…] en algunos antros de todo México hay algo llamado “trata de blancas express”, consiste en lo siguiente: si a alguien le gustas paga para que te droguen y para que te pueda violar.

Hay un encargado de eso en el antro: el padrote, el tratador, el perro, el lobo, hay diferentes maneras de llamarle, tú vas con ese encargado y le dices “me gusta esa de allá, cuánto?” y en cuanto pagas el hombre encargado va con los que sirven el chupe y les indica.

Lo que debe hacer, la droga viene en los hielos y a veces simplemente dan alcohol adulterado como la madre, eso basta para apendejarnos, también se acerca a ti invitando un “trago” que obviamente, tiene droga, hay otra que se absorbe por medio la piel, con estampas o simplemente.

Aplican la de “perdón me tropecé” y te echan un chupe encima que tiene una gran cantidad de droga, debo aclarar que no diré el nombre de tales drogas por si algún degenerado me lee, ya que estas drogada te llevan a un lugar privado y, te violan,” narró la usuaria @tamaldechipil cuya denuncia alentó a cientos de mujeres a dar su testimonio de manera anónima.

En menos de un mes, estos relatos han mostrado la realidad detrás de las promociones y ofertas que antros de todo el país ofrecen solo a clientas del sexo femenino: cervezas y cócteles gratis, barra libre, botellas de tequila pagadas “amablemente” por el cliente de la mesa contigua, shots de cortesía, entre otras promociones solo para chicas. Algunas de las denuncias datan de 1998, en tanto que Jalisco y Nuevo León lideran la lista de establecimientos señalados por usuarias de Facebook.

En entrevista con SinEmbargo, una de las administradoras de la página indicó que la mayoría de las afectadas prefiere no denunciar por temor a represalias o por haber sido amenazadas por personas influyentes.

“En muchos de los casos fueron amenazadas, ellas mencionan que las amenazan porque el violador es alguien influyente, con mucho dinero y muchos contactos. Por lo menos 3 de cada 5 fueron amenazadas”, respondió una de las personas que canaliza las denuncias en la página.

A pesar de que estas denuncias se adhieren al movimiento internacional #MeeToo, que ha sido el vehículo de miles de denuncias de abuso sexual y que surgió a raíz del escándalo que involucró al productor de cine, Harvey Weinstein, esta iniciativa tiene un origen atípico ya que surgió por una publicación en Twitter que en muy poco tiempo acumuló decenas de denuncias similares.

De acuerdo con una de las integrantes de @MeTooBaresMx, la página que ya cuenta con 9 mil 700 seguidores, comenzó a raíz de que la usuaria @tamaldechipil describió en un tuit la manera en cómo operan en bares para drogar a sus clientas y dejarlas “preparadas” para los clientes que buscan tener sexo con ellas.

Las denuncias migraron a Facebook luego que el tuit fuera compartido en la página de MeToo Filosofía y Letras, que cuenta con 12 mil 600 seguidores y que acumuló entre el 17 de octubre y el corte de esta nota, 8 mil comentarios con centenares de testimonios a pesar de que se enfoca en denuncias en el campo de la Filosofía.

Entre más denuncias se acumulan, son más las mujeres que deciden hacer público su caso. De acuerdo con las iniciadores de @MeTooBaresMx, quienes abrieron la página el 22 de octubre de este año, han sido tantas las denuncias que no han podido publicarlas en su totalidad.

“Ver tu publicación hizo correr mis lágrimas por saber que no soy la única. Es cierto, son personas poderosas. Un tipo que se suponía era mi conocido de años me invitó a salir. Me llevó a un bar llamado Pata de Perro (en Chetumal). Afortunadamente ahí me encontré a un viejo amigo, y nos sentamos todos juntos. El tipo se me insinuó varias veces y trató de besarme pero yo no lo permití.

Tomamos un par de shots y mi amigo se ofreció a llevarnos porque según yo ya me veía muy mal, pero el tipo dijo que no me iba a dejar en manos desconocidas. Tuve los mismos síntomas que describes, me sentí super mal, como atontada y como bulto, pero jamás imaginé lo que pasaría. El tipo no me llevó a casa. Me violó. Lo denuncié y el toxicológico arrojó que tenía restos de THC (compuesto activo de cannabis).

Actualmente está prófugo pero en un principio fue cobijado por funcionarios”, señala una de las denunciantes de esta página.

Aunque las denuncias publicadas implican un paso adelante al visibilizar una práctica que podría haber subsistido por años en absoluta impunidad y con la complicidad de autoridades, las publicaciones han encontrado resistencia entre dueños de bares denunciados y las redes sociodigitales, donde numerosos usuarios han intentado censurarla al reportarla de manera masiva, así como darle calificaciones negativas.

Las publicaciones han sido suspendidas en una ocasión y, de acuerdo con las integrantes de este movimiento, ya han recibido una amenaza procedente de Acapulco.

AUTORIDADES IGNORAN EL PROBLEMA

MeToo Baresmx señala que las víctimas que se han acercado a esta página presentan secuelas psicológicas que tienen que superar en un contexto donde son culpadas por acudir a estos establecimientos y donde por años se ha normalizado la práctica.

En entrevista con este medio, una de las administradoras de la página señaló que cuando las víctimas son examinadas por médicos a menudo dan positivo a drogas, pero persiste una tendencia a considerar que forzar a una mujer a ingerir sustancias enervantes es una práctica habitual que no genera alarma en el sector salud, en tanto que las autoridades hacen poco para frenar este delito.

“En el hospital suelen decirles que los estudios arrojaron positivo en ciertas drogas y que es muy común. Nada más allá de eso”, dijo.

Desde el marco legal, los bares, antros, cantinas y demás centros nocturnos operan bajo reglamentos municipales que en la mayoría de los casos no restringen de manera directa esta práctica. En los reglamentos de cuatro municipios metropolitanos de los estados de Jalisco y Nuevo León, las dos entidades donde se concentra el mayor número de denuncias, no se describe la adulteración de bebidas alcohólicas con fines de trata.

En los casos de Guadalajara, Monterrey y Escobedo se prohíbe en sus respectivos reglamentos de venta y consumo de alcohol la adulteración de bebidas de manera general, sin embargo, hay casos como el reglamento de Zapopan en que no se menciona la adulteración de bebidas.

A esto se suma la facilidad con la que los dueños de centros nocturnos, clientes, empleados y prácticamente cualquier persona puede adquirir las drogas que se emplean para drogar a las jóvenes. Algunas de estas sustancias empleadas pueden ser conseguidas a través de plataformas como Mercado Libre, donde para no ser detectados, los vendedores las categorizan en rubros distintos al farmacéutico. Es el caso de un usuario que dice radicar en Chihuahua y que oferta en la sección “Libros, revistas y Comics”, una sustancia afrodisíaca, a menudo empleada para drogar a mujeres en bares.

Ese mismo usuario,responde con libertad sobre la manera de cómo utilizar el producto.

En otros países el problema ya ha comenzado a despertar alertas. De acuerdo con la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, en aquel país fueron violada, hasta el corte del 2018, 11 millones de mujeres mientras se encontraban ebrias o drogadas.

En México, de acuerdo con cifras oficiales, entre enero y agosto de este año han sido reportadas mil 895 casos de violación de mujeres y niñas, pero esta cifra tiene su base en los casos que han sido denunciados.