Sepultan en Ixtaltepec a mando de AEI

Tras una guardia de honor en el centro de la población de Asunción Ixtaltepec, el cuerpo del comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones, Mauricio Pastelín, fue llevado a su última morada en el panteón municipal de la comunidad, en tanto personal de la corporación policiaca sigue en búsqueda de los presuntos responsables para que no quede en la impunidad, como los otros casos.

El cuerpo sin vida del mando arribó a la calle principal de la comunidad, donde se realizó la guardia por parte de elementos de la corporación y policías municipales.

El cortejo partió al panteón municipal, donde se le dio cristiana sepultura y los familiares pidieron que se investigue el caso.

Policías muertos, no hay detenidos

El último caso de policía asesinado es de Mauricio Pastelín en la carretera federal 190, en Santo Domingo Barrio Bajo, Etla, pero en los últimos años, van siete elementos asesinados.

El 7 de octubre fue asesinado Wilbert Méndez, en la comunidad de Santiago Xanica, perteneciente a Miahuatlán de Porfirio Díaz, por presuntos integrantes del Comité de Defensa de Derechos Indígenas (Codedi) quienes lo entregaron al personal del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO).

De igual forma, el 1 de diciembre del 2018 en la región del Istmo fue acribillado a tiros por sujetos desconocidos Iván Gutiérrez Alonso, con placa 1154 de la AEI.

El hecho se registró en el municipio de Juchitán de Zaragoza, cuando el elemento policial circulaba a bordo de su motocicleta sobre la vía que lleva a la comunidad de El Espinal, la cual fue interceptaba por otras dos unidades en movimiento, dejando al oficial tendido en medio de la carretera, en la cintura su placa y arma de cargo.

El 20 de mayo también del 2018, los agentes estatales de investigación con número de placa 526 y 836 fueron emboscados y posteriormente calcinados en el paraje “El Mirador”, de la agencia municipal Lázaro Cárdenas, perteneciente al municipio de San Miguel El Grande, en la región Mixteca.

Como los anteriores, en la entidad se han registrado diversos casos de los cuales no se ha logrado apresar o siquiera identificar a los homicidas.