Ante sequía en Chiapas, se tienen que establecer y realizar las estrategias de cuencas holísticas

Carlos Díaz VázquezCarlos Díaz Vázquez

La problemática de escasez del agua tiene que ver con una intervención integral y no como se ha tratado en las últimas décadas.

Ante el panorama de sequía extrema y sequía severa que han padecido algunos municipios de la entidad, es importante que se comience a establecer estrategias para el desarrollo de cuenca holísticas.

César Augusto Mejía Guadarrama, director de apoyo técnico del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) destacó que estas estrategias de cuenca holística irían más allá del cuidado del recurso  hídrico.

“Ya no se puede pensar solamente en la utilización de poca agua y generar más producción; esto tiene que ver también  con el cuidado de todo el ecosistema, de la conservación de las selvas y bosques puesto que de ahí se genera la captación del agua”, indicó.

El otro tema que se tiene que ver con este tipo de estrategia, mencionó, tiene que ver con la reducción de la degradación de los suelos, puesto son recursos no renovables y muy indispensables para la producción.

La problemática de escasez del agua, argumentó, se tiene que ver como una intervención integral y no como se ha tratado en las últimas  décadas en los que cada disciplina se enfoca por aparte en el tema.

“Tienen que intervenir en ello también, las autoridades encargadas de la política agrícola y productiva, pues finalmente la  producción del campo  tiene un gran impacto sobre el medio ambiente y es hora de que se trabaje para reducir al máximo ese impacto”, mencionó.

Mejía Guadarrama, explicó que se debe valorar la importancia de regresar al medio agrícola los residuos que quedan de esta actividad para reducir la degradación de los suelos y potencializar la productividad.

“Este tipo de estrategia se tiene que enfocar hacia los pequeños productores, puesto que en todo el país son los pequeños productores los que ocupan la mayor parte del campo productivo, más de 50 por ciento son pequeños productores”, refirió.

Las cuencas holísticas, destacó, velan esa parte del cuidado del medio ambiente aun en los pequeños productores, de manera que en pocos terrenos se logre una mayor productividad y a la vez concientizando a la no deforestación.

No se puede continuar destruyendo, aseveró, parte de la selva para abrir nuevos terrenos dedicados a la agricultura o ganadería; se tiene que voltear a ver a los sistemas agrosilvopastoriles que son totalmente compatibles con la producción agrícola.

“Es decir que se puede preservar los recursos naturales sin dejar de generar productos agrícolas como maíz o frijol, así como la carne y la leche. Pero para ello se tiene cambiar el esquema de trabajo a esa manera integral”, concluyó.

#agua#sequia#chiapas