Día de Muertos, la película que muestra que México puede hacer cine de animación con calidad

Ciudad de México, 1 de noviembre (SinEmbargo).- El Día de Muertos es sin duda la tradición más importante de México.

En los últimos años, las festividades por el Día de Muertos inspiraron la creación de producciones animadas que han mostrado a los ojos del mundo un poco de cómo México recuerda y honra a sus seres queridos que ya no están en este mundo.

Dos producciones extranjeras encabezan la lista, la primera de ellas El Libro de la Vida estrenada en 2014 y la segunda y tal vez la más importante por su exposición a nivel mundial, Coco, una cinta de Disney que llegó a las salas de cine en 2017.

Pero antes de que las grandes productoras materializaran y lanzaran estas cintas, en 2004 nació un proyecto cien por ciento mexicano que después de 15 años de arduo trabajo logró ver la luz.

“Como productora ha sido un reto fundamental en nuestra vida y hemos aprendido muchísimo de toda esta experiencia que fue la película. La verdad que Día de Muertos, para nosotros como estudio de animación en México, fue muy difícil realizarla la verdad que los presupuestos para películas animadas en México es muy difícil levantarlos y nosotros lo que queríamos era crear una película animada con la calidad internacional para poder difundir esta tradición”, asegura la productora de Metacube, compañía mexicana tras la creación de Día de Muertos.

La película, que fue dirigida Carlos Gutiérrez y contó con la coproducción de Grupo Chespirito, narra la historia de los habitantes de un pequeño pueblo donde los espíritus regresan una vez al año durante las fiestas. Salma, una joven de 16 años, es la única en el pueblo que no puede traer a nadie pues no conoce el paradero ni identidad de sus padres. En compañía de sus dos queridos amigos, Jorge y Pedro, descubrirán un antiguo libro de hechizos que podría ser el eslabón perdido hacia su pasado.

La cinta, programada para estrenarse en 2017, tuvo que retrasar por dos años su llegada a los cines debido a Coco, cinta que irrumpió con una campaña publicitaria millonaria de Disney y Pixar.

En entrevista con EFE en 2017, Estefani Gaona explicó que su presupuesto era “un 5 por ciento respecto al de una película de Hollywood”.

Después de dos años de espera y a pesar de todas las adversidades, Día de Muertos por fin se estrena este 1 de noviembre en las salas de cine de México.

Estefani recuerda que desde el inicio se tuvo claro que la película estaría basada en una de las tradiciones más importantes de México.

El elenco que realizó el doblaje de la cinta durante la presentación. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

“Nosotros desde que comenzamos con nuestro estudio de animación decidimos hacer contenidos que tuvieran que ver con México, que tuvieran que ver con nuestras tradiciones y Día de Muertos la hicimos con mucho cariño y profundo amor por México y es una historia bastante divertida. Realmente para nosotros como productores fue un reto y esperamos que a la gente le guste para poder difundirla, Día de Muertos es una película divertida, para toda la familia y espero que les guste”.

En tanto, el director de la cinta Carlos Gutiérrez recalcó el trabajo que costó hacer la película y aclaró que durante estos 15 años de trabajo el mayor reto fue obtener los recursos pues las autoridades mexicanas destinan poco dinero al cine nacional de animación.

“Esta película costó muchísimo trabajo, mucho años, me gustaría aclarar que no todos los años fueron de producción, la mayor parte del tiempo fue gestión de buscar los recursos en nuestro país. La película es prueba de que se puede, de que hay gente que cree en ti, hay un grupo de inversionistas, un grupo de gente que creyó en el proyecto, caso de Videocine, caso de Roberto Gómez que creyeron en nosotros y pues nos dio la energía para continuar, podríamos hacer varios libros de lo que costó hacer esta película en términos legales, en términos de protección de personajes, marcas, la propia producción, finalmente estará en pantalla”.

La actriz Fernanda Castillo presta su voz a Salma, la protagonista de la historia. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

El productor mencionó que el proyecto se hizo en México con talento nacional e indicó que espera que esta película sirva como inspiración para que otros estudios se animen a hacer cine de animación.

Además de enaltecer las tradiciones mexicanas, la cinta hace un homenaje a algunos de los personajes más icónicos del cine de oro mexicano y personalidades destacadas de la actualidad como Salma Hayek, Sara García, Pedro Infante, Jorge Negrete, José Guadalupe Posada, entre otros.

Día de Muertos fue hecha por mexicanos y cuenta con la participación de Fernanda Castillo, Alan Estrada y Memo Aponte quienes prestaron sus voces a los protagonistas.