Solicitan revocar mandato a ediles

ArchivoArchivo

La 64 Legislatura del Congreso del Estado revisa cada una de las solicitudes presentadas por los pobladores.

El Congreso de Oaxaca tiene 10 procesos de revocación de mandato de presidentes municipales por distintas causas, como falta de entrega de recursos, vinculación en procesos penales e ingobernabilidad.

"Se trata de Santiago Xanica, San Jacinto Amilpas, Tlacolula de Matamoros, Ayotzintepec, Jalapa de Díaz, San Marcial Ozolotepec y San Blas Atempa", señaló Jorge Villacaña Jiménez, presidente de la Comisión de Gobernación y Asuntos Agrarios de la 64 Legislatura Local. Los nombres de los tres municipios restantes no fueron revelados. 

El diputado local aclaró que lo anterior no implica que necesariamente vayan a revocar el mandato en los lugares antes citados, pues consideró que algunos casos podrían resolverse por la vía de la conciliación en la Secretaría General de Gobierno (Segego), “y no nos tengamos que ver en la necesidad de seguir con esto”, declaró.

En el caso del presidente municipal de Ayotzintepec, Víctor Mendoza Velasco, un grupo de pobladores demandaron su destitución debido a que el 10 de octubre presuntamente agredió a una persona con arma de fuego. De la misma manera, señalaron que hay anomalías en la aplicación de los recursos.

A su vez, el mandatario de Santiago Xanica, Ricardo Luría Alcázar, ha sido señalado de asignar de manera anómala los recursos del ramo 28 y 33 a sus tres agencias municipales. 

Arturo García, edil de Jalapa de Díaz, fue detenido recientemente por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca acusado de secuestro y desaparición forzada.

Yolanda Santos Montaño, presidenta de San Jacinto Amilpas, ha sido señalada por desfalco y cobros excesivos a los ciudadanos.

En el caso de Ramiro López, munícipe de San Marcial Ozolotepec, fue detenido el pasado 10 de octubre por su probable responsabilidad en el homicidio de tres personas.

Antonio Morales, alcalde de San Blas Atempa, se encuentra vinculado a proceso por el delito de despojo.

En tanto,  el presidente de Tlacolula de Matamoros, Carlos León Monterrubio, se ha visto rebasado por el conflicto social por la falta de acuerdos para la reubicación de la escuela primaria de la comunidad.

“Cuando las diferencias se puedan resolver mediante la conciliación, háganlo. Cuando esto llega a la Cámara de Diputados, ésta se ve obligada a dictaminar a favor o en contra de lo que se está pidiendo y no hay vuelta atrás. Si el conflicto se puede arreglar, que lo hagan en beneficio de las personas a quienes representan”, indicó.