Gran Premio F1 se viste de Guelaguetza ​

AgenciasAgencias

En 17 minutos, Oaxaca hizo vibrar al mundo entero con una delegación de 494 personas

Danzantes de la Pluma, bellas tuxtepecanas, tiliches Putlecos, formaron parte de una múltiple estampa con sabor a Oaxaca en la Fórmula 1, evento internacional que reúne a las mejores escuderías en la máxima competencia de automovilismo a nivel internacional.​

La danza de la pluma dio inició a la muestra cultural en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en donde la entidad se hizo un poema de colores y música de cara a más de 150 millones de espectadores en el mundo.​

“Estoy muy contento de Oaxaca, es un estado que yo tengo en lo personal y particular aprecio por tanta cultura, arte y talento.. Esto es un escaparate  para el mundo y esto es más de 150 millones de televidentes para el mundo que van a disfrutar. ¡Viva Oaxaca!”, señaló Federico González Compean, presidente de la Fórmula 1.​

En 17 minutos, Oaxaca hizo vibrar al mundo entero con una delegación de 494 personas. El evento de talla internacional tiene impacto en 200 países con 150 millones de espectadores en todo el mundo. ​

Penachos, Tiliches Chinas Oaxaqueñas, Cuerudos, Pinotepa Nacional, Monos de Calenda, Tuxtepec, Folklor y Color, en un Mosaico de Música.​

Fueron más de 500 bailarines oaxaqueños y 100 voluntarios representantes de las ocho distintas regiones de Oaxaca, quienes ejecutaron bailes tradicionales antes del inicio de la justa. ​

“Viva Oaxaca, viva la Guelaguetza”, vitoreaban en la tradicional calenda conformada por 494 personas entre comitivas de chinas oaxaqueñas, tiliches, zancudos, tehuanas, danzantes de la pluma y las mujeres de flor de piña; así como marmotas y monos de calenda.​

En el ojo del mundo

Los movimientos cadenciosos de mujeres costeñas al son de las Chilenas de Pinotepa, el compás de las cuenqueñas con la Flor de Piña, las marmotas y chinas oaxaqueñas con el jarabe del Valle, hombres y mujeres del Istmo, fue la comitiva que a ras de pista, deleitaron a los miles de asistentes a la competencia de automovilismo con mayor prestigio del mundo.​

​La Guelaguezta no solo deleitó a los congregados en el Autodromo Hermanos Rodríguez, fue transmitida a 200 países por medio de 113 televisoras y para ser apreciada por más de 150 millones de espectadores en todo el mundo.​

Cerca de 17 minutos proyectaron a Oaxaca ante el mundo. En esta ocasión la otrora rotonda de las Azucenas, no fue el escenario original. La máxima fiesta étnica oaxaqueña, se potenció en una plataforma de alto impacto con la participación de las comitivas de las Chinas Oaxaqueñas, de Zaachila, Tlacolula de Matamoros, San Antonino Castillo Velasco, Santiago Juxtlahuaca, Tehuantepec, Ciudad Ixtepec, Cuilapam de Guerrero, San Bartolo Coyotepec y Tlacochahuaya.​