Aborto: historias de vida o muerte

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Asociaciones feministas festejaron la aprobación de la despenalización del aborto en Oaxaca

“La despenalización del aborto no significa la legalización del mismo; representa que no serán castigadas por abortar, lo que quiere decir que se nos está dando un derecho que antes no teníamos. Se dejará de ser penada por algo que de por sí sucede en el estado de Oaxaca”, explicó Daniela Cuevas Gómez.

Daniela Cuevas Gómez es activista solidaria feminista, abogada y maestrante en Gobierno y políticas públicas regionales; explicó la decisión del Congreso del estado de Oaxaca, el cual votó por legitimar el aborto, convirtiéndose así en el segundo estado del país en llevarlo a cabo.

La abogada recordó que antes de la legalidad del aborto, “las mujeres estaban desprotegidas. En muchos lugares aún se da la venta de mujeres, la violación en las parejas, la tremenda violencia intrafamiliar y aunado a ello, el estado sancionaba a las mujeres por abortar o a los médicos por practicarles la interrupción”.

Dijo que a partir del 25 de septiembre, se puede practicar el aborto sin ser castigado con cárcel o ser acreedora a una sanción por el Estado.

Casos de aborto antes de la legalidad

Mayra H. es una profesionista que se desempeña en el ámbito político en su región; es nativa de un municipio de Huajuapan de León. Hace cerca de 15 años abortó, porque el método anticonceptivo no le funcionó y por accidente quedó embarazada.

“Tuve que decir que estaba enferma de apendicitis, para ausentarme de mis padres y de la escuela; tuve complicaciones desde el principio del embarazo y por temor no decía nada, hasta que pasaron 16 semanas acudí con una médica para que me practicara el aborto”, relató Mayra.

A Julia López, su esposo la obligó a embarazarse cuando tenía 18 años; justo en el año 2011 su cónyuge la forzó a quitarse el Diu; entonces utilizó inyección y un medicamento para abortar. Disfrazó su aborto como espontáneo ante su esposo, para no sufrir el maltrato. Actualmente sigue casada con la misma persona; antes de cumplir la mayoría de edad, tuvieron un hijo que acaba de cumplir 10 años.

Platica: “No quise tener más hijos; yo soy pobre, mi esposo es pobre y mi hijo también lo es; no me puedo divorciar porque no me dejaría mi familia; acá vivimos del qué dirán”, expresó Fátima, lamentando su vivir.

La madre del novio de Patricia Avendaño, le hizo tomar un medicamento para abortar cuando llevaba 8 semanas de gestación; en ese momento era estudiante de una de las universidades del estado de Puebla. Al igual que a Mayra, no le funcionó el condón, así que interrumpió su embarazo. Finalmente, Patricia concluyó la licenciatura, luego una maestría. Recientemente ha conseguido un puesto directivo en el gobierno del estado, está casada y tiene un hijo de unos meses.

Ante la exposición de los casos planteados, la activista Daniela Cuevas cuestiona: ¿Por qué las mujeres podemos embarazarnos una vez al año y los hombres pueden embarazar todos los días del año, a todas horas?

Protección para mujeres y niñas

Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), festejó que el estado de Oaxaca se haya convertido en la segunda entidad del país en despenalizar el aborto. "Es una de las decisiones más personales e íntimas que puede tomar una mujer”.

El presidente de la SCJN aseguró: “Hay cierto sector social de la población mexicana que de todas maneras interrumpe el embarazo, porque tiene el acceso para poder llegar a lugares donde se hacen este tipo de cuestiones. Pero para aquellas capas de nuestra población que están más desprotegidas, más vulnerables, esta Norma Oficial Mexicana es una forma de proteger a las mujeres y a las niñas”.

Ante la despenalización, la abogada y activista Daniela aseguró: “El hecho de que exista un paso muy pequeño en el sistema jurídico, pero tan grande a nivel social, es una buena noticia para nosotras, que siempre hemos estado marginadas a las acciones del estado”.