Reúne Oaxaca lo mejor del arte culinario

Juana García Juana García

El equipo de trabajo del chef Arturo se dedica a elaborar su propio fondant

“Es un día normal de trabajo, la pasamos trabajando, sobre todo hoy, porque es domingo y hay varios pedidos que entregar”, dice el chef Arturo Alfonso López Hernández, en alusión al Día Internacional de todos los Chefs y Cocineros del mundo.

“Creo que es un día para la persona que se dedica a la cocina, cada uno tiene su estilo y su forma de hacer las cosas. Felicito a todas las personas que se dedican a la cocina, principalmente a los de repostería, hay que disfrutar cómo se hace en la cocina”, dijo.

Sofía Cruz es una joven que lleva cerca de 5 años ejerciendo el trabajo de chef; tiene ya dos locales de repostería en la capital oaxaqueña; señala que hoy es un día de mucha actividad: “Estaré entregando unos pedidos para una boda”.

La vocación del chef

“Ser chef aplica para cualquier tipo de trabajo, pero en la cocina, es una persona que dirige a un grupo de otras personas; el chef es un líder que sabe organizar, dirigir y llevar el control. La carrera de gastronomía no te lleva a ser chef de la noche a la mañana, lo es hasta que se encuentra con la vocación de dirigir una cocina”, explica Arturo López.

Describió a Oaxaca como rico en gastronomía; “es impresionante la cantidad de platillos y recetas que tiene; por ejemplo, mi abuela me enseñó varios platillos de mole. Es patrimonio que debemos de conservar y dar a conocer”.

A sus 32 años, Arturo López Hernández ha trabajado como chef ejecutivo de uno de los gobernadores de Oaxaca

Jóvenes emprendedores

Actualmente, el chef Arturo emplea a tres trabajadores jóvenes. Relata que fue difícil iniciar con su empresa de pasteles y repostería, porque las personas no están acostumbradas a consumir postres individuales; “la gente preguntaba por rebanadas de pastel, pero pues nosotros solo vendemos postres individuales; te comes tu porción estética y bien diseñada”, detalló.

Arturo López Hernández tiene 32 años de edad, es nativo de Ocotlán. A los 15 años se mudó a Oaxaca de Juárez, después emigró a la ciudad de Puebla donde estudió la licenciatura en la Universidad del Valle de Puebla. Al concluir sus estudios, comenzó a trabajar en el ámbito restaurantero, principalmente en la cocina caliente de La Riviera Nayarita.

Asegura que lo que le da un toque especial a sus pasteles es la estética; dijo que “tratamos que cada uno se vea visualmente bien; nosotros creamos nuestro propio fondant para que no sea tan dulce y así mantenga su propio sabor”.

La chef Sofía Fernanda Cruz Méndez, de 28 años de edad, cuenta con dos locales de sus postres en la capital. Sus pasteles se identifican por ser personalizados, algunos se hacen con ingredientes de la región, como el tejate o el mezcal.

Sofía Fernanda lleva 5 años ejerciendo el trabajo de chef, se especializó en repostería en la Ciudad de México y ha trabajado en España; sin embargo, pese a su historial, ninguna empresa la contactó, lo que la llevó a autoemplearse. Comenzó en su casa haciendo pastelillos; con el tiempo y gracias a las redes sociales, empezó a incrementar sus ventas. El espacio de su casa ya no era suficiente, para ello consiguió un local y fue así como comenzó con su negocio; hace dos meses abrió un segundo local de repostería y ahora cuenta con cinco empleados.

“Siempre quise regresar a Oaxaca, porque creo que tiene un potencial muy amplio, se pueden hacer diferentes las cosas y es más sencillo emplear a otras personas”, resaltó Sofía.

Notable sensibilidad

En esta fecha, más de 10 millones de chefs celebran su profesión, compartiendo sus conocimientos y pasión por la cocina con los demás. Los cocineros son personas dotadas de una notable sensibilidad para estimular la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto.

Según especialistas en el arte culinario, el estado de Oaxaca se encuentra entre una de las más ricas y exquisitas. Desde sus platillos tradicionales hasta los platillos más exóticos de algunos chefs.

Entre los chefs oaxaqueños más destacados se encuentran Alejandro Ruiz, Celia Florián, José Manuel Baños, Luis Arellano, entre otros; además de la cocinera tradicional Abigail Mendoza, quien formó parte de la portada de la revista Vogue México en su 20 aniversario.