Despotismo y cobro de servicios en el Hospital Civil

El personal del Hospital Civil, Aurelio Valdivieso, han insistido sobre la ampliación de diversas áreas debido al gran de población que atienden

César Dávila denunció el cobro excesivo por la aplicación de un medicamento de parte del personal del Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso, señaló que en la receta médica el responsable de aplicar la inyección citó el concepto como "consulta médica urgente", no como aplicación del medicamento, por lo que el servicio tuvo un costo de 150 pesos.

“Mi bebé está en un tratamiento para la tos debido a una infección, de acuerdo a lo señalado por los doctores; me encontraba cerca del hospital y acudí a una farmacia cercana para comprar el medicamento porque en el Civil no había”, sostuvo, molesto César.

“Después de comprar el medicamento, se me hizo fácil y viable entrar con mi bebé y pedir el apoyo a una enfermera para aplicar la inyección; lo hizo con mala cara y de manera irrespetuosa; pidió dirigirme a la caja y pagar por la vacuna, al ver la cantidad reaccioné con sorpresa; entiendo que hay que cubrir una cuota, lo que jamás pensé es que por una simple inyección tenia que pagar 150 pesos”.

César detalló: “Al acudir a la aplicación del medicamento, la persona que estaba cargo de ls caja se encontraba dormido mientras la computadora reproducía una película a todo volumen, enseguida procedí a despertar al guardia; sin embargo, su reacción fue muy déspota. Al momento de cobrar le dije que era un abuso y respondió que, si no llevaba dinero para pagar, ¿qué hacía ahí?. En el lugar habían varias personas que indicaron que acudiera a trabajo social; sin embargo, mi bebé se sentía muy mal, por lo que, en lugar de complicar más la situación, decidí pagar y retirarme”, explicó.

El mal servicio

No es la primera vez, que el personal del hospital se encuentra en dicha situación, en diversas ocasiones la ciudadanía ha expresado su malestar con los servicios del Hospital Civil.

NOTICIAS se avocó a la búsqueda de los precios por los servicios que ofrece el hospital; sin embargo, nunca se ubicó tal lista de recuperación de cuota, tampoco algún cartel que detallaran sobre los tipos de asistencias que deben ser cubiertos mediante una cuota.

Una pareja proveniente de Ocotlán de Morelos mencionó que por varios días se ha visto en la necesidad de permanecer en el Hospital por lo que, en algunas ocasiones, habían recibido un trato grosero de algunos guardias y enfermeras del sanatorio; “no sé, si es por tanto trabajo pero de repente los guardias nos reciben de mala gana, también nos ha tocado alguna enfermera con mal carácter”.

En otras ocasiones familiares de los pacientes han denunciado el mal estado de las instalaciones del edificio y la falta de mantenimiento de algunas áreas del hospital.

Protestas

Los propios trabajadores del Hospital Civil se han manifestado por diversos motivos como: la falta de medicamentos, de personal, ampliación del área de trabajo, carencia de infraestructura o material de trabajo, entre otros.

El pasado 10 de octubre, los médicos del área de Banco de Sangre realizaron también un bloqueo frente al sanatorio para exigir la inversión de cerca de 4 millones de pesos de la federación en la ampliación del área de trabajo, ya que es espacio que ocupan es insuficiente por el número de pacientes que hace uso de los servicios.

El pasado 17 de junio, camilleros y personal de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA), iniciaron un paro de labores para exigir el reemplazo de camilleros jubilados que laboraban en el nosocomio. Al mismo tiempo, denunciaron la falta de personal de cocina, laboratorios, enfermería y tococirugía, así como médicos neonatólogos para la atención médica en el nosocomio.