Luto en el atletismo oaxaqueño

Magdalena Jiménez tras su participación en el Maratón de la Ciudad de México, en agosto pasado

El atletismo local de ruta está de luto, ayer por la mañana falleció la corredora Magdalena Jiménez Alvarado en la ciudad de Puebla, donde recibía atención médica desde hace algunos días.

De acuerdo con integrantes de la comunidad atlética, luego de ser trasladado su cuerpo a la capital oaxaqueña, el velorio se lleva a cabo en las instalaciones del velatorio del Sistema DIF Estatal.

Male, como le llamaban amigos corredores de cariño, tenía 61 años de edad y había corrido el Maratón de la Ciudad de México 2019 en agosto pasado. Durante su camino en el atletismo de ruta, participó en una diversidad de carreras de asfalto y montaña, de mediana y larga distancia.

Jiménez Alvarado corrió por última vez portando el número 060 en la pasada Atlética Heriberto Pazos que tuvo como salida y meta frente a la Alameda de León, con una prueba de aproximadamente 10 kilómetros.

“Male, siempre entusiasta y amante de su deporte, te has adelantado pero tu recuerdo queda con nosotros”, escribieron en la cuenta de Azpe Run al dar a conocer la triste noticia vía redes sociales.

Ella era madre de seis hijos, tres hombres e igual número de mujeres; algunos de ellos, radican fuera de la ciudad de Oaxaca, informaron atletas allegados a la entusiasta corredora, quien pertenecía a la categoría veteranos plus.

Su centro de trabajo era el Sistema DIF Estatal y era avecindada de un fraccionamiento de Yagul, pero durante varios año tuvo su domicilio en la colonia América.

Apenas el pasado domingo, se realizó una atlética de convivencia para recaudar fondos para apoyarla en su enfermedad, una buena cantidad de corredores respondieron al llamado en el evento efectuado en el Polideportivo Venustiano Carranza.

“Para mí fue una hermana de muchos viajes, de muchas anécdotas; ahora no voy a tener con quien viajar. Habíamos planeado que cuando se jubilara nos iríamos a participar en distintas atléticas del país”, recordó con lágrimas la atleta Soledad Ruiz Azpeitia.