“No es estrategia de marketing tema de equidad de género”: FIL Oaxaca

Organizadores aclaran dudas de activistas sociales

“No adoptamos un color de una lucha histórica mundial para obtener beneficio individual”, así lo señaló el equipo de la Feria Internacional del Libro Oaxaca (FILO), ante los las críticas realizadas por el movimiento Marea Verde Oaxaca, quienes calificaron como oportunista e incongruente el hecho que en este año el eje central fueran las mujeres y la utilización del color verde como distintivo.
“No es un tema coyuntural o una estrategia de marketing para vender libros el escoger el tema de mujeres o utilizar el color verde puesto que la decisión del tema de la feria se toma con un año de anticipación porque es la única manera de organizarlo”, dijo Guillermo Quijas, director de la editorial Almadía y organizador de la FILO.
A través de un posicionamiento público en su cuenta de Facebook Marea Verde Oaxaca señaló que “no pronunciarse a tiempo por las causas que atañen a las mujeres oaxaqueñas y a su salud reproductiva y ahora tomar la bandera feminista, nos parece un acto vil y de simulación para seguir legitimando sus intereses patriarcales”.
Asimismo, hicieron cuestionamientos duros en torno a las condiciones laborales de las mujeres que trabajan en la Proveedora Escolar, organizadora de la FILO. “¿Les pagan salarios dignos y tienen horarios justos?, ¿brindan prestaciones médicas, caja de ahorro, fondo de retiro, vacaciones?(...) Estamos seguras que no”, interrogaron y respondieron.
Guillermo Quijas indicó que el tema de la feria se decide con un año de antelación y es en este sentido que se programan las actividades. Por otro lado -subrayó- el comité de programación invitado este año comenzó a trabajar en marzo y abril de este año, de tal manera que las metas estaban definidas con antelación.
Además, agregó, “junto con el comité se decidió utilizar el color verde como una adscripción al movimiento. Se habla mucho también que la FILO no hizo ninguna declaración de apoyo a ese momento (las reformas al Código Penal en materia de aborto), nosotros creemos que al final las organizaciones propiamente no tienen postura, pero sí los individuos que colaboramos en ella. Nuestras redes sociales personales, la mía la de Vania, colaboradoras del equipo de la Feria del Libro nos pronunciamos a favor”, declaró.
Apuntó que, desde el comité de organización, desde el punto de vista de la literatura y escritura, ha acordado seguir generando espacios para las mujeres en las ediciones siguientes de la Feria del Libro. “Estamos conscientes de que formamos parte de un sistema patriarcal. Todos estamos en ello y por eso creemos que es importante generar espacios para encontrar las mejores formas de convivencia”, declaró.
Respecto de los derechos laborales agregó que la Proveedora y el Fondo Ventura otorga todas las prestaciones de ley y “algunas más”.

“Si bien como toda organización es perfectible, se dan todas las prestaciones de ley, más algunas más que se da desde siempre a colaboradores y colaboradoras sin distinción, estamos convencidos que si bien hay mucho que se tienen que hacer y mucho que mejorar en colaboración gobierno a partir de las leyes, organizaciones y sociedad civil, cumplimos con los lineamientos generales y en ningún momento queremos o explotar o desfavorecer a las mujeres, todo lo contrario, en la proveedora tenemos un número equitativo tanto de mujeres como de hombres. En puestos directivos son cuatro mujeres”.
Antes, Marea Verde emitió en su comunicado: “No Guillermo, No Vania, no les agradecemos que hayan “volteado” a ver a las mujeres en esta edición de la FILO, ustedes, también son cómplices de esas prácticas misóginas hacia las mujeres que trabajan con ustedes, con las más pobres, con las que necesitan un empleo y se ven obligadas a aceptar las condiciones salariales y laborales miserables que ustedes les ofrecen”. 
Dentro de su pronunciamiento agregaron que “el mundo editorial en México y América Latina es puramente machista, prueba de ello es el movimiento #MeToo que evidenció las prácticas de acoso y violencia de diversos escritores”.
En este sentido pidieron anular la venta de libros escritos o editados por acosadores, también los de contenido machista y misógino, empiecen por los que fueron señalados durante el #MeeToo, como un acto de congruencia con su "preocupación por las mujeres oaxaqueñas".
Asimismo, demandaron abundar la cantidad de libros escritos por mujeres para mujeres. “¿Ya se dieron cuenta de los ejemplares que tienen en sus aparadores?  ¿Cuál es la apertura que dan a las escritoras que lo hacen desde editoriales independientes? Los libros escritos por feministas no se reducen a la señaladísima y cero aliada Marta Lamas, por favor”, cuestionaron.
Y agregaron: “Este es el momento de ser congruentes. Su discurso solo ha sido una pantalla. Acerquen los libros a las más desfavorecidas, a las que no pueden acceder a la lectura, ni como goce ni como conocimiento, a las mujeres “de a pie”, no solo a las que debaten o dialogan en torno a las letras y las artes. Es momento de demostrar que las mujeres les importan más que para usarlas en su “edición de la FILO” por el entorno coyuntural que vivimos y por el que ni siquiera tuvieron el valor de pronunciarse porque “qué incómodas las feministas, rompen vidrios y rayan…iug”
Además, recomendaron garantizar a sus colaboradoras el acceso a los libros, a remuneraciones justa, suficiente y horarios dignos. “¡Sean responsables de su seguridad! ¿por lo menos les pagan el taxi al término de su jornada cuando laboran horas extras? ¿Sus trabajadoras conocen sus derechos sexuales y reproductivos? ¿Tienen conocimiento de la NOM- 046? ¿Les han brindado ese poder de conocimiento? O esos privilegios son solo para “las blanquitas”.