¡Peligro!, invaden zona de Pemex

Los lugareños ocupan estas tierras para el pastoreo de ganado vacuno y caprino

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Ya se han fraccionado y se comienzan a poblar los terrenos que colindan con la barda perimetral de la refinería "Antonio Dovalí Jaime" de Pemex, pese ser una zona donde la quema de hidrocarburos genera alto riesgo de intoxicación para el ser humano.

Son amplias zonas del Ejido Boca del Río, las cuales han sido invadidas por familias que se han asentado en este lugar bajo su propio riesgo.

Los habitantes de la agencia municipal de Boca del Río han denunciado esta serie de invasiones de tierras, algunas veces por personas de la misma localidad y otras por vecinos del puerto de Salina Cruz.

Los invasores se han apoderado de los predios, sin tomar en cuenta las recomendaciones que por años han realizado diversas autoridades ante el peligro de la contaminación.

Invaden zonas muy tóxicas

Antonio, vecino de esa comunidad, señaló que los predios que colindan con la barda de la refinería actualmente ya se encuentran fraccionados.

Algunas viviendas han sido construidas a la altura de los quemadores de la refinería, en los terrenos que en su momento pertenecieron al Ejido y luego a Petróles Mexicanos (Pemex).

El penetrante olor de la quema de residuos de hidrocarburos se percibe desde la intersección de Camino Viejo a La Ventosa y la Carretera a Boca del Río.

El hedor aumenta conforme se acercan las personas a la altura de los citados quemadores.

El hollín y la polución lastiman el olfato, y hacen doler la cabeza a las personas si permanecen expuestas por mucho tiempo, dijo el ejidatario.

Vecinos de esta localidad utilizan esta zona para el pastoreo de ganado vacuno y caprino.

Los animales consumen agua de los abrevaderos cercanos que para tal efecto se han instalado en ese lugar.

Hasta la fecha se desconocen los efectos nocivos de esta contaminación tanto en los seres humanos como en los animales.

Restringidos, asentamientos humanos

Por su parte, Daniel Alegría, coordinador de Protección Civil municipal, indicó que no han intervenido como autoridad toda vez que esa área se localiza en jurisdicción del Ejido de Boca del Río.

Sostuvo que esa área está restringida para el establecimiento de asentamientos humanos al ser de alto impacto ambiental.

Es una zona muy tóxica por la cantidad de humo que emana de la refinería, advirtió.

Recordó que ese lugar se empezó a poblar desde hace dos o tres años, pero desconoce que haya motivado estas invasiones.

Sin ser médico, expuso que quienes se asientan en ese lugar no notarán los efectos de esa contaminación en un año o dos.

Pero a largo plazo se les desencadenarían diversas enfermedades respiratorias por toda esa polución que inhalan, afirmó Alegría.