IVA para servicios digitales en 2020

Costará más bajar música y videos
ArchivoArchivo

La reforma fiscal plantea gravar películas, información, audio e información de tráfico vehicular, entre otros

Bajar música, videos, descargar apps o adquirir cualquier otro servicio digital de consumo final en los hogares o utilizados para su consumo personal, en 2020 podrían estar sujetos de pago de IVA.

"Dicha categoría planteada en la reforma fiscal abarca películas, textos, información, audio, videojuegos, incluyendo los de azar, así como otros contenidos multimedia, tonos móviles, visualización de noticias en línea, información sobre tráfico vehicular, pronósticos climáticos, estadísticas, por citar algunos", precisó Julio César Cortés Molina, experto en temas fiscales al ofrecer la ponencia Expectativas Fiscales 2020 realizada dentro de la jornada de ponencias de la Asociación Nacional de Fiscalista (Anafinet).

Se incluye streaming de audio y video para ver películas o escuchar música, clubes en línea, páginas de citas, almacenamiento de datos, enseñanza a distancia, test o ejercicios.

Cortés Molina detalló que esta medida va dirigida a involucrar a empresas proveedoras establecidas en el extranjero las cuales tienen un amplio mercado en el país.

Así, dijo, si una aplicación cuesta 100 pesos ahora tendrán que pagar un IVA del 16%, es decir, 116 pesos.

En caso de que la iniciativa fuera aprobada tendrían que pagar los servicios que provean de una interfaz digital de publicidad que esté dirigida a usuarios de dicha interfaz y empresas como Google, Facebook, Twitter, Instagram y Spotify.

También se comprende a los servicios que brinden una interfaz digital “multifascética” que permita a los usuarios localizar a otros usuarios e interactuar con ellos. Esto incluye a las empresas que facilitan la entrega de bienes o servicios como: Mercado Libre, Rappi, Uber y AirB&B.

Quedan exentos los servicios de mensajería instantánea como Whatsapp, Telegram y Facebook Messenger, los de correo electrónico y los de pago, como PayPal y Mercado Pago. También quedan fuera tiendas virtuales de marcas minoristas.

Los servicios que supongan la transmisión de datos recopilados de los usuarios que hayan sido generados por actividades desarrolladas por estos últimos en las interfaces digitales. E incluso entrarían los servicios de prácticamente todas las empresas que forman parte de la economía digital: desde Google y Facebook hasta Netflix, Spotify y Amazon.