Inicia campaña en defensa de activistas ambientales

AgenciasAgencias

México es uno de los países más peligrosos para las personas que defienden los bosques, los animales, los mares y los ríos.

Debido a los asesinatos, de activistas en toda la República Mexicana, Amnistía Internacional inició una campaña llamada: “No Más Asesinatos: Alza la Voz por las y los Ambientalistas en México”, mediante la que se denuncian y repudian estos crímenes.

México es uno de los países con mayor variedad de plantas y animales del mundo. Al mismo tiempo, es uno de los países más peligrosos para las personas que defienden los bosques, los animales, los mares y los ríos, ya sea manteniendo sus costumbres como pueblos, alzando la voz a través de medios comunitarios, o denunciando los impactos que proyectos de explotación eléctrica o minera tienen sobre la naturaleza.

Tales son los casos de Sinar Corzo y de Nora Patricio López, los cuales no han sido esclarecidos oficialmente más allá de los autores materiales, mientras que el caso de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Álvarez permanece en la impunidad, además de que los detalles únicamente han sido revelados por allegados de las víctimas.

Estadísticas revelaron que al menos 12 activistas han sido asesinados en los estados de Chiapas y Oaxaca, al menos cinco de esas doce personas fueron acribilladas en Oaxaca, en Chiapas se encontraron otras cuatro víctimas.

Mediante un comunicado de la amnistía internacional mencionan que el gobierno mexicano debe crear sin demora una política pública de prevención y protección que atienda a las causas estructurales de la violencia contra personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente.

Esta campaña se basará en peticiones, eventos y la difusión de información y materiales audiovisuales a través de las redes sociales, para denunciar los asesinatos a personas defensoras del medio ambiente en México.

“Esta campaña es nuestra forma de visibilizar la violencia que enfrentan las personas defensoras del medio ambiente en México y de reconocer su invaluable contribución a la salud del planeta y el bienestar de sus habitantes ante los desastrosos efectos de la explotación extractiva, la contaminación industrial y el cambio climático”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Según los informes publicados por Global Witness, la cantidad de personas asesinadas cada año por su activismo ambiental está en aumento. En 2017, Global Witness registró un incremento de 3 a 15 muertes con respecto al año anterior en el país. En 2018, la misma organización señaló que 14 personas defensoras del medio ambiente fueron asesinadas ese año en México, manteniéndose cifras similares a las del 2017. En lo que va de 2019, Amnistía Internacional ha registrado el asesinato de 12 personas que defendían la tierra, el territorio y el medio ambiente en el país.

“El Estado mexicano tiene la obligación de proteger a las personas defensoras de derechos humanos de cualquier amenaza, presión u acción arbitraria que se dé en su contra, tal y como lo establece la Declaración de los Defensores de Derechos Humanos, aprobada por consenso en la ONU, en diciembre de 1998”, declaró Tania Reneaum Panszi, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador debe reconocer públicamente la situación de las personas defensoras de la tierra, el territorio y el medio ambiente y su gobierno debe tomar acción contundente para garantizar que ellas puedan trabajar de manera segura.

#activismo#ambientales