Buscan devolver las calles a los peatones

Las malas condiciones hacen peligrosas las calles de la capital

En lo que va del primer semestre del 2019, se han reportado 941 accidentes de tránsito tan sólo en la capital oaxaqueña, en los que se han visto involucrados transeúntes y transporte público, principalmente.

Oaxaca es una ciudad que se disfruta caminando. De acuerdo con datos del Inegi, el 75 por ciento de la población se desplaza a pie a la escuela, mientras que el 55 por ciento lo hace al trabajo de la misma manera; sin embargo, las malas condiciones de las banquetas, los autos estacionados que impiden utilizar las rampas y los semáforos sin funcionar hacen peligrosas las calles de la capital.

Teniendo conocimiento de estos datos, el Cabildo de Oaxaca de Juárez ha puesto sobre la mesa la creación de un circuito en el que se pretende abrir las calles a los peatones, el cual podría realizarse una día a la semana o al mes.

A diferencia del “Vive la calzada”, en el que se cerraba la Calzada Porfirio Díaz para poder caminar, correr o patinar, este circuito sería para que tanto locales como turistas puedan visitar a pie los monumentos, museos e iglesias de la capital.

En sesión de Cabildo, el presidente municipal Oswaldo García Jarquín aseguró que uno de los retos es hacer la ciudad más caminable y espacios para que los capitalinos puedan convivir de manera digna.

Integrantes del Cabildo subrayaron que este proyecto sería un paso más que se está dando en cuanto al tema del rescate del Centro Histórico, pues es un gran avance que no haya ambulantes en el Zócalo y la Alameda de León.

Todos deben beneficiarse

A pesar de que es una iniciativa en la que el Cabildo está de acuerdo, aseguraron que ésta no sólo debe limitarse a ser un espacio para desarrollar la parte armónica de la vialidad, sino que debe incluirse en el rescate de los espacios de cultura y arquitectura.

Señalaron que la iniciativa debe beneficiar a todos, por lo que se deberán realizar encuestas a vecinos, comerciantes y empresarios, pues el cierre de determinadas calles afectaría a tiendas, restaurantes y hoteles.

“Es importante regresar las calles a las personas que gustan de caminar en la ciudad y rescatar el Centro Histórico, pero estamos seguros que esta iniciativa le dará una visión diferente al corazón de la ciudad”, finalizó el edil.