Trato a periodistas, termómetro democrático

El periodista, Víctor Ruiz Arrazola, es el encargado de impartir el taller de periodismo con perspectiva de derechos humanos en esta casa editorial

“Uno de los índices para medir la salud de un país democrático es ver cómo trata a sus periodistas y en Oaxaca, como en el país en general, esta salud no necesariamente está bien”, afirmó el defensor de los derechos humanos del pueblo de Oaxaca, Bernardo Rodríguez Alamilla.

Al inaugurar el curso Taller Periodismo con enfoque de derechos humanos en contextos de violencia, que se imparte a los reporteros del periódico NOTICIAS, el ombusdman, aseveró que la situación del periodismo en México es compleja y, por tanto, amerita que las instituciones defensoras de derechos humanos, como las empresas periodísticas e, incluso, el propio gremio, tomen cartas en el asunto.

Riesgosa impunidad

“No es fácil, se sigue atacando al periodista, se sigue agraviando al periodista, y mientras estos actos queden impunes, pues van a seguir sucediendo; en la medida que esto se vea como algo que no se castiga, pues es un negocio y la gente lo va a seguir haciendo”.

Manifestó que por esto es necesario generar alianzas estratégicas con diversos sectores sociales, entre ellos los medios de comunicación, para producir un proceso de cultura en materia de derechos humanos, “porque nos parece grave que una sociedad no cuente con elementos de información importantes, para que ella misma pueda generar y defender sus propios derechos”.

En el auditorio Andrés Henestrosa de esta casa editorial, Rodríguez Alamilla señaló que, a largo plazo, lo único que puede impedir violaciones a derechos humanos son el fortalecimiento de las instituciones, para que, cuando se cometa una violación, esta se castigue; “pero también el fortalecimiento del sujeto del derecho, para que los periodistas se vuelvan defensores de sus propios derechos, porque de esta forma es más difícil que una sociedad los violente; además esto ayuda a generar cultura con las demás personas que de alguna manera reciben esta información”.

Conocer los derechos para defenderlos

Rodríguez Alamilla agregó que si las personas no conocen sus derechos, si no conocen cómo exigir a las instituciones que se respeten los mismos, “pues tenemos ahí una debilidad, por eso el periodista debe conocer esta parte de la defensa de los derechos humanos”.

“En un país donde el 91 por ciento de los delitos que se denuncian quedan impunes, pues es necesario que los ciudadanos conozcan las instancias y procedimientos para hacerlos respetar ante las autoridades de cualquier nivel”.

Subrayó que a final de cuentas lo que va a impedir las violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos es una nueva cultura. “El trabajo del periodista es fundamental y hay que tomar en cuenta que cuando se le agrede, no se lastima nada más al periodistas sino también se restringen los derechos de todos los demás ciudadanos a los que no les va a llegar la información veraz e informada, como lo generan los trabajadores de los medios de comunicación”.

Dijo que, al final de cuentas, se tiene que generar un círculo virtuoso en el que, tanto periodistas como las personas a las cuales de alguna manera va dirigida la información, tengan una buena manera de vincularse y esto no se logra si los comunicadores constantemente están siendo agredidos.

Por su parte, el director de NOTICIAS Voz e Imagen de Oaxaca, Ismael Sanmartín Hernández, agradeció al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca su interés por proporcionar este tipo de talleres a los periodistas, en momentos en que es necesario conocer la mejor forma de actuar ante una agresión, intimidación o intento de censura.