Se pondrá a prueba la fiscalización con nueva obra social

Los órganos internos de control de los municipios, la Contraloría, el Órgano Superior de Fiscalización, el Instituto de Transparencia y la Fiscalía Anticorrupción serán puestos a prueba con la obra pública que habrá de realizarse a partir de la autorización al Gobernador del estado para contratar deuda pública por 3 mil 500 millones de pesos.

Y es que estos entes son los responsables de la fiscalización y la transparencia de los presupuestos públicos, señaló el presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, Adán Córdova Trujillo.

Manifestó que el dictamen de autorización contiene la relación de obras públicas que habrán de ejecutarse para atender las necesidades de la población; no se requiere de la integración de una comisión especial del Congreso para vigilar el cumplimiento de las mismas, porque para eso existen ya instituciones que tiene como responsabilidad vigilar la aplicación y transparencia del erario.

“Además, si se crea una comisión legislativa, tendría que tener facultades legales para realizar evaluaciones, supervisiones y en un momento dado el fincamiento de responsabilidades; no solo se trata de formar comisiones para vigilar, lo que se debe hacer es dar mucha difusión a los proyectos que se aprobaron en las comunidades, para, como ciudadanos, darles seguimiento. Son casi 110 municipios en los que se realizarán obras, entonces, ni todos los diputados juntos podrían darle seguimiento”.

Destacó que el problema no es contratar deuda pública, sino vigilar que el recursos se aplique para lo que se pidió; es decir, obra pública en los municipios, 

Agregó que lo importante será que, cuando empiecen las presunciones de que no se arranca las obras, que el mercado no funcionó o que el mercado está pagado dos veces, ahí donde el sistema estatal anticorrupción va a ponerse a prueba.

Municipios, rezagados

Córdova Trujillo afirmó que a nivel federal se han tenido muchos avances en materia de supervisión, vigilancia y revisión del recurso; a nivel estatal están avanzando, pero donde se presentan menos avances es a nivel municipal, porque hasta este trienio es cuando comenzarán a evaluarse las autoridades municipales, a través de los órganos internos de control, que tiene legalmente la responsabilidad de fiscalización, investigación y de sanción.

“De tal manera que es momento de que los órganos internos de control de los municipios nos demuestren sus verdaderos alcances y las garantías que deben de establecerse para la ciudadanía a nivel municipal. Por ejemplo, en estos 110 municipios beneficiados con obras, los que tendrán que estar al pendiente de la ejecución, revisión, supervisión y, en algún momento, fincamiento de responsabilidad por deficiencias o ineficiencias, van a ser los órganos internos de control, o bien, en los municipios donde la ley no establece que sean los órganos internos de control, la comisión o el servidor público encargados de estas funciones”.

Expresó que, si ya se autorizó la contratación de deuda pública para la creación de infraestructura básica, si ya se tiene un monto específico y los proyectos en los que se va a invertir, lo que corresponde a los ciudadanos es vigilar que este recurso se aplique, que este recursos impacten en la calidad de vida de la gente, que estas obras beneficien al mayor número de oaxaqueños.

“Que así como viene la propuesta de municipios indígenas, municipios de alta y muy alta marginación, proyectos estratégicos y de impacto estatal, así se respete, y que después no se estén haciendo cambios a las obras o estén cambiando de municipios beneficiados. Eso es lo que tenemos que cuidar, porque en el caso de los proyectos de obras que construimos hoy, con los 100 o 200 millones de pesos, seguramente en 10 años costarían el doble o el tripl por el alza en los insumos; entonces me parece que, si ya están aprobados los proyectos, estamos en una nueva etapa, en la que los órganos internos de control deben mostrarnos su eficiencias, y los ciudadanos debemos estar al pendiente que los proyectos se ejecuten, en los tiempos establecidos y por los montos determinados, alcanzado el mayor número de beneficiarios en el estado; esto es lo fundamental que tenemos que revisar”.