Último adiós al agente caído en Salina Cruz

Tras la ceremonia, fue llevado a su última morada, en el panteón municipal de Salina Cruz

Salina Cruz, Oax.- El agente estatal de investigación Wilber Méndez Martínez, asesinado el pasado domingo en Santiago Xanica por integrantes del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas (Codedi), fue enterrado la mañana de este miércoles en este municipio de la región del Istmo, de donde era originario.

El oficial con placa 1175 viajó en su día de descanso a ese municipio de la región de la Sierra Sur para acompañar a su esposa, Aída Hernández Moreno, a registrarse como candidata a presidenta municipal de Xanica, tras lo que fue interceptado y retenido por el Codedi, encabezado por Abraham Ramírez.

Méndez Martínez fue golpeado y torturado hasta dejarlo moribundo y entregado a personal del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) en estado grave, semidesnudo y atado de los pies con una cuerda.

Los funcionarios del IEEPCO habían acudido a la zona a realizar el registro de candidatos a la presidencia municipal, y la Codedi los obligó a transportar en su camioneta al oficial de la AEI hasta un hospital de Huatulco; lamentablemente murió.

A las 10:00 horas de ayer familiares, amigos y compañeros de trabajo oficiaron una misa en honor de Wilber en el templo católico de la Santa Cruz de su tierra natal, y posteriormente acompañaron el cortejo fúnebre hasta su última morada en el panteón municipal, donde fue sepultado.

Su esposa denunció que el asesinato del elemento de la AEI tuvo un móvil político, pues al ser interceptada también por gente del Codedi cuando viajaba en caravana junto con su padre, hermano y otras personas, vía radio el líder del Codedi, Abraham Ramírez, le advirtió: “Tengo a tu maridito, el judicialito, y vienes para acá porque tú eres la moneda de cambio; te vienes para acá y él se va!”.

“¡Mira hija de tu puta madre, esto sólo es un escarmiento para que aprendas a no meterte en mi zona! ¡Hija de tu pinche madre que sea la última vez que te veo por mi zona!”, la amenazó presuntamente el líder del Codedi.

Hernández Moreno agregó que simpatizantes del Codedi la obligaron a trasladarse hasta la finca Alemania, donde ella y otras 50 personas atestiguaron la agresión y tortura del Codedi a otro candidato y dos agentes de la AEI, además de su hermano, hasta que finalmente lograron salir de ahí. Ahora exige justicia.

Méndez Martínez fue integrante del Grupo de Fuerzas Especiales de Reacción Inmediata de la Fiscalía General de Justicia del Estado, y tuvo su domicilio en el barrio Santa Rosa de esta ciudad. Descanse en paz.