Provoca bloqueos el mal estado de carretera

Los transportistas realizaron cierres de circulación para exigir la reparación de la carretera

UNIÓN HIDALGO, Oaxaca.- Luego de que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, denunciara el pésimo estado de las carreteras y pidiera a los gobernadores arreglarlas, transportistas que utilizan la carretera estatal que comunica esta población con Juchitán, cerraron todos los accesos para denunciar la pésima situación del camino y la indolencia del gobierno estatal que en dos décadas no lo ha arreglado.

Desde las cuatro y media de la mañana, taxistas y mototaxistas de Unión Hidalgo cerraron los accesos a la población.

También bloquaron el acceso a las agencias de Juchitán como Chicapa de Castro, camino que también comunica a las poblaciones de San Dionisio del Mar, Huamúchil y Santa María del Mar.

Además, realizaron otro cierre vial en el camino que comunica a La Venta y que lleva a la Carretera Transístmica.

Los taxistas de Juchitán se sumaron a la protesta, ya que ellos también sufren por la derruida carretera estatal que tiene largos tramos en donde ya no existe cinta asfáltica.

Se solidarizaron en el cierre a la entrada principal de la población, a la altura del arco que da bienvenida al pueblo “de las mujeres bonitas” y en donde se localiza la colonia Simona Robles.

Otros transportistas de la agencia Huamúchil se han sumado a las protestas.

Todos los transportistas y personas con vehículos particulares que utilizan esta vía diariamente, se han quejado por años del terrible estado de la carretera que daña sus vehículos.

En el caso de los taxistas, han denunciado que tienen que realizar gastos extras para reparar sus vehículos periódicamente, por lo que siempre tienen presente aumentar las cuotas por lo caro que les sale brindar el servicio en este tramo.

El presidente municipal de esta población, César Carrasco Vicente, ha dicho que se han hecho todas las gestiones para que la carretera sea rehabilitada, pero no han tenido respuesta concreta.

El pésimo estado del camino ha invadido otros ámbitos como la aprobación de la Consulta Indígena para la construcción del parque eólico Guná Sicarú de la transnacional Eólica de Francia, ya que una de las posibles demandas durante la consulta para la instalación, es la reparación de la carretera.

El tema ha llevado a suspicacias de los activistas defensores del territorio Gubiña, que se han arriesgado a opinar que la falta de atención de la carretera por el gobierno es a propósito, para que sea una de las ventajas de darle el sí a la empresa eólica con tal de que se arregle este camino, ejemplo de la indolencia oficial hacia el Istmo.