Tarifas a modo de taxis foráneos

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Usuarios criticaron al sitio Solidaridad de taxis foráneos, que cubre la ruta San Andrés Zautla-Mercado de Abasto por subir la tarifa durante las noches

Viajar en taxis colectivos foráneos, muchos en condiciones de chatarra, representa un golpe de hasta 40 pesos por pasajero.

El cobro arbitrario en el que incurren, constituye un doble y hasta triple abuso para las familias en donde dos o más integrantes tienen que viajar de los municipios conurbados hacia la capital por motivos de trabajo o escuela.

Uno de los sitios identificados con éste tipo de prácticas es el Solidaridad, que cubre la ruta San Andrés Zautla-Mercado de Abasto, el cual, de acuerdo con pasajeros afectados, incurren en prácticas que orillan a la ciudadanía a pagar las altas tarifas.

“De las 7 de la mañana a las 11, el sitio de taxi está saturado porque a pesar de que hay concesión para 35 taxis, el servicio lo hacen pocos y pésimo porque las unidades están en mal estado. Por la noche, a las ocho prácticamente ya no hay transporte de regreso y los poquitos que trabajan cobran lo que quieren, hasta los 40 pesos por persona cuando la tarifa es de 16 pesos”, denunció una usuaria que pidió omitir sus datos por temor a represalias de los grupos que controlan el sitio.

El sitio, expuso, es controlado por cuatro o cinco familias quienes dan a trabajar las unidades a conductores que no son de la población. 

Las mismas situaciones de abuso ocurren en las rutas Xoxocotlán, Zaachila y Cuilpam de Guerrero, apuntan denuncias ciudadanas.

Bajo argumento de incremento en el precio de las gasolinas colocan el costo del viaje en 17 pesos, cuando el cobro autorizado por la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semovi) es de 10 pesos.

Pocos km pero más caro

Si se hace una comparativa, por ejemplo, del costo que las personas pagan por kilómetro para transportarse a su domicilio en San Andrés Zautla, ubicado a 23 kilómetros de la capital, con lo que una persona paga si viajar 83 kilómetros a Nochixtlán en un autobús de primera clase, se evidencia el abuso por parte de los taxistas foráneos.

Así, mientras que en el primer caso el costo kilómetro es de 1.73 pesos, en el segundo es de 0.83 pesos considerando que el boleto para viajar a Nochixtlán tiene un costo de 73 pesos.  

Según el reporte nacional de Movilidad Urbana en México 2015 el gasto en transporte es la segunda variable en la que los hogares ocupan sus ingresos, sólo por debajo del rubro de alimentos, bebidas y tabaco.

El dinero destinado a la movilidad de los hogares a los centros de trabajo o escuelas absorbe el 18.5 por ciento del ingreso neto total monetario.