Preocupa la falta de apoyo para el campo

AgenciasAgencias

De acuerdo con una investigación de ECOSUR, en el municipio de Zinancantán se experimentó la diversificación de cultivos hace mucho tiempo.

De acuerdo con una investigación de ECOSUR, en el municipio de Zinancantán se experimentó la diversificación de cultivos hace mucho tiempo, cuando se complementaba la milpa con siembra de flores silvestres y de especies introducidas por los frailes dominicos en la época colonial. Esta siembra se hacía a cielo abierto y tenía la finalidad de satisfacer una demanda local. Esto se mantuvo así hasta la construcción de caminos y carreteras que comunicaban las comunidades entre sí, y principalmente de la carretera Panamericana en la década de 1940, que favoreció la actividad y el transporte de flores a los mercados.

Con ello empieza la historia de Don Juan Pérez Pérez, productor de flores del municipio de Zinacantán, quien manifestó su inconformidad por la falta de apoyos del actual gobierno en materia agrícola, dejando a su suerte a los productores de la zona.

Aunado a esta situación, los precios en el mercado han puesto en una situación crítica a quienes obtienen el sustento diario de la agricultura, causando que la producción sea escasa y de mala calidad, en detrimento de los ingresos económicos de los afectados.

“La situación para los floricultores está difícil, antes el paquete de rosas estaba en 50 o 60 pesos, ahora está en 20 o 25, desde hace tres meses se ha venido complicando. Yo produzco a campo abierto, obteniendo una cosecha al año, a diferencia del que tiene dinero y produce en invernadero, que puede cosechar varias veces al año”.

Además, precisó que no están llegando los apoyos que el gobierno prometió, a pesar de haber sido censados en la comunidad desde el año pasado, por lo que son muchos los productores que están en la incertidumbre, al no saber si se les apoyará o no.

“Me censaron hace unos meses, me preguntaron a qué me dedicaba, a lo que respondí que soy productor de flores. Los encuestadores me dijeron que habría apoyo para el campo, pero hasta la fecha no hay nada y no sé si en realidad habrá”.

Pérez Pérez enfatizó que durante los tres años que ha estado organizado en el Movimiento Antorchista, un grupo de cien productores accedió año con año al programa de insumos agrícolas, logrando abaratar sus costos de producción; sin embargo, el nuevo gobierno ha ignorado las peticiones de los agricultores.

“Tenemos muchos gastos, el agua se encuentra a 7 kilometros de aquí, por lo que tuvimos que invertir en 68 rollos de manguera, producimos varios tipos de flores, como la Holandesa, Margaritas y Aster. Necesitamos los apoyos para adquirir nuevas variedades y poder aplicar los fertilizantes y plaguicidas”.

Recuerda que en la década de 1970, el gobierno del estado de Chiapas realizó intentos de organización entre los productores para impulsar el cultivo y el desarrollo del mercado regional de flores, ejecutando el Proyecto Integrado Horto-Florícola y Frutícola de la Región II, como parte del Programa de Desarrollo Socioeconómico de Los Altos de Chiapas (PRODESCH).

Hoy día la floricultura sigue siendo la actividad principal en Zinacantán, aunque lamentablemente no se tienen cifras oficiales de la participación de los habitantes, esta realidad es fácilmente perceptible. Volver a los cultivos que solían sembrar los zinacantecos, como la milpa y frutales, y a una agricultura de auto abasto, está lejos de lo deseado por lo floricultores.

A pesar de que son pocos los productores que han logrado consolidar una empresa, la reconversión productiva impulsada por el gobierno en esta localidad reafirmó la vocación de sus habitantes como productores y al mismo tiempo comerciantes, que también se manifiesta en la actividad artesanal (segunda en importancia económica).

#campo#apoyos#Productores