Un segundo informante irrumpe en el proceso de ‘impeachment’

El PaísEl País

LA EXISTENCIA DE UN SEGUNDO INFORMANTE añade expectación a la investigación del impeachment contra el presidente, que arrancó la semana pasada en la Cámara de Representantes.

Los abogados del funcionario de inteligencia que dio la alarma sobre lo que entendió que eran presiones de Donald Trump a Ucrania para que le ayudara en su campaña política han confirmado este domingo que están representando ahora a un segundo denunciante que ha decidido dar el paso. Se trataría, según la cadena de televisión ABC, de un agente de inteligencia con conocimiento de primera mano de las interacciones del presidente.

La existencia de un segundo informante añade expectación a la investigación del impeachment contra el presidente, que arrancó la semana pasada en la Cámara de Representantes. El proceso de destitución lo pusieron en marcha los demócratas al considerar que la queja del primer informante, donde daba cuenta de una conversación telefónica entre Trump y el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, en la que le pedía investigar las andanzas en aquel país del hijo de su rival político Joe Biden, podría constituir el “delito o falta grave” para el que la Constitución prevé el impeachment.

La queja del primer denunciante estaba basada en conversaciones con “más de media docena” de funcionarios. El segundo denunciante, según The New York Times, tendría un conocimiento más directo de los tratos de Trump con Ucrania.

“Confirmo que mi despacho y mi equipo representamos a varios denunciantes”, ha tuiteado el abogado Andrew Bakaj, añadiendo que “no habrá más comentarios por el momento”. Según ha confirmado el equipo de abogados a The Washington Post, el segundo denunciante ha hablado ya con el inspector general de inteligencia pero no ha presentado oficialmente su queja porque “no lo necesita”.

El primer denunciante presentó su escrito por el cauce oficial el mes pasado. Se trataría, según el Times, de un agente de la CIA que estuvo destinado en la Casa Blanca y que, alarmado por lo que entendió que eran presiones del presidente Trump a su homólogo ucranio, habló con diversos testigos de primera mano y redactó un informe que puso en conocimiento de sus superiores.

El presidente ha tratado de restar credibilidad a la denuncia, alegando que está construida sobre información de segunda mano. “El llamado primer informante de segunda mano", tuiteó Trump el sábado por la noche "se equivocó casi completamente con mi conversación telefónica, así que ahora se dice que se van a sacar a otro denunciante”.

La conversación telefónica entre Trump y Zelenski tuvo lugar el 25 de julio. Un registro detallado de la llamada, que no es una transcripción oficial, se desclasificó la semana pasada. En ella el presidente Trump le pide a Zelenski el favor de que investigue las actividades en Ucrania de Hunter Biden, hijo del favorito a ganar la candidatura demócrata a las elecciones del año que viene. Hunter Biden se sentaba en el consejo de una gran compañía de gas ucrania cuando su padre, entonces vicepresidente de Barack Obama, coordinaba la diplomacia estadounidense en el país.

Unos mensajes de texto entregados a los congresistas por Kurt Volker, exenviado especial de Estados Unidos a Ucrania que compareció ante los legisladores la semana pasada a puerta cerrada, muestran cómo Trump hizo depender la visita oficial a la Casa Blanca que tanto ansiaba Zelenski de que este abriera una investigación contra los Biden.

CHINA LIMITA SU OFERTA PARA EU EN MEDIO DE IMPEACHMENT

Los funcionarios chinos están señalando que son cada vez más reacios a aceptar un amplio acuerdo comercial llevado a cabo por el presidente Donald Trump, antes de las negociaciones de esta semana que han aumentado las esperanzas de una posible tregua.

En reuniones con visitantes estadounidenses a Beijing en las últimas semanas, altos funcionarios chinos han indicado que la gama de temas que están dispuestos a discutir se ha reducido considerablemente, según personas familiarizadas con las discusiones.

El viceprimer ministro Liu He, quien dirigirá al contingente chino en las conversaciones de alto nivel que comienzan el jueves, dijo a los dignatarios visitantes que presentaría una oferta a Washington la cual no incluirá compromisos sobre la reforma de la política industrial china o los subsidios del gobierno que han sido el objetivo de quejas de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, dijo una de las personas.

Esa oferta eliminaría una de las principales demandas de la administración Trump. Es emblemático de lo que los analistas ven como la mano fortalecedora de China cuando la administración Trump se enfrenta a una crisis de juicio político, que recientemente ha atraído a China, y a una economía en desaceleración atribuida por las empresas a la interrupción causada por las guerras comerciales del presidente.

Personas cercanas a la administración Trump dicen que la investigación de juicio político no está afectando las conversaciones comerciales con China. Cualquier intento de retratar algo diferente es un intento de debilitar la mano de Estados Unidos en la mesa de negociaciones y, argumentan, sería un error de cálculo por parte de los chinos.

Pero China, acosada por su propia crisis política en Hong Kong, se vio envuelta en el furor de Washington después de que Trump la semana pasada solicitó una investigación china sobre su rival demócrata Joe Biden y el hijo del ex vicepresidente, momentos después de amenazar con ota escalada en el comercio.

Trump insistió el viernes en que no hay vínculos. Sin embargo, los últimos comentarios del presidente sugieren por qué los líderes chinos, ya frustrados con lo que ven como la conducta impetuosa del presidente en las conversaciones comerciales, pueden ver margen para aprovechar.

El liderazgo de China "está interpretando la discusión de juicio político como un debilitamiento de la posición de Trump, o ciertamente una distracción", dijo Jude Blanchette, experta en política de élite de China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

"Su cálculo es que Trump necesita una victoria" y está dispuesto a hacer compromisos sobre la sustancia como resultado, dijo.

'MUY DIFÍCIL TRATO'

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que solo considerará un acuerdo global con China. Las personas cercanas a él dicen que se mantiene firme en ese punto de vista.

“Hemos tenido buenos momentos con China. Hemos tenido malos momentos con China. En este momento, estamos en una etapa muy importante en términos de posiblemente llegar a un acuerdo ", dijo Trump a los periodistas el viernes. “Pero lo que estamos haciendo es negociar un trato muy difícil. Si el acuerdo no va a ser 100 por ciento para nosotros, entonces no lo lograremos ".

#impeachment#EEUU#Trump