A una década en tinieblas, se asoma una luz en Santa María del Mar

La única vía de entrada y salida de los habitantes de Santa María del Mar, ha sido a través de lanchas

JUCHITÁN, Oaxaca.- Desde el 2009, cuando detonó el conflicto agrario por mil 300 hectáreas de terrenos con el municipio vecino de San Mateo del Mar, la comunidad ikoots de Santa María del Mar ha estado en el olvido.

A los mil 500 habitantes les cerraron el camino de acceso, los dejaron sin energía eléctrica, sin agua potable, sin servicio de salud y educación; sin embargo, una “luz” de esperanza comienza a surgir.

Esto, luego de que se diera a conocer la autorización de 45 millones de pesos para la electrificación de esta agencia municipal, que en este mes de octubre cumple 10 años en la penumbra, por el conflicto con la comunidad huave de San Mateo del Mar.

Autoridades de Juchitán dieron a conocer hace unos días, a través de una publicación en sus redes sociales, que ya fue autorizado este recurso que vendrá a solucionar el problema de la falta de luz en esa aislada comunidad.

Se trata de un proyecto para la instalación eléctrica con Sistema de Generación Solar, para esta comunidad indígena que lleva una década en el olvido.

Santa María del Mar no cuenta con una vía terrestre y desde que se agudizó el conflicto agrario, la única vía de entrada y salida ha sido el mar a través de lanchas, que en los meses de fuertes vientos -de octubre a marzo- representa un riesgo para ellos.

Desde entonces, los pobladores han demandado la atención de las autoridades, pero de poco ha servido el reclamo, hasta ahora que se anuncia esta importante inversión, que vendrá a ser un bálsamo para quienes viven secuestrados por pobladores de San Mateo del Mar y la indiferencia de funcionarios.