Medicina y tenis, fórmula perfecta

PARA ALEJANDRO POMBO
Julio LeónJulio León

El médico Alejandro Pombo, homenajeado para la 30 edición del Torneo de Tenis Día del Médico.

La Medicina y el tenis ha sido la fórmula perfecta para la vida del otorrinolaringólogo Alejandro Pombo, homenajeado en los 30 años del tradicional Torneo Día del Médico 2019 que se llevará a cabo el 27 de octubre, en el Club de Tenis Brenamiel.

Pombo Rosas ha tenido en su palmarés en la Medicina tintes filantrópicos. Tener la oportunidad de ayudar a las personas a mejorar su salud, fue el principal motivo que lo inspiró para cursar esta difícil pero noble carrera profesional.

“Siempre quise ser médico, desde niño, porque cuando veía que se enfermaba mi familia o gente necesitada, quería sentirme útil para ayudarles a mejorar su salud. Ello me permitió tener la vocación, incluso no me imagino con otra profesión que no sea la Medicina, la disfruto y sigo ejerciendo”, puntualizó el otorrinolaringólogo de 64 años de edad.

Con respecto al tenis, este deporte llegó a su vida cuando cursaba la secundaria, impulsado por el doctor fundador del torneo tenístico, Marco Antonio Calleja (+). “Él era un apasionado de este deporte y me invitó a practicarlo”, relata.

Sobre ese punto que le agradó del denominado “deporte blanco” para tomarlo como su disciplina predilecta, reveló que fue el hecho de tener la oportunidad de descargar el estrés por medio de los golpes con la raqueta.

“Me gustó el poder pegarle a la pelota con todas las fuerzas, entonces, en lugar de pegarle a alguien, mejor le pegábamos a la pelota”, apunta con una sonrisa.

Por supuesto, recordó que hacer deporte siempre es una herramienta que “te permite estar en mejores condiciones físicas para desarrollar el propio trabajo”.

A cerca de su homenaje que se le brinda en este año, agradeció a sus compañeros galenos por la designación.

“Es muy emotivo y significativo. Me siento honrado y es una elección especial porque es un proyecto que iniciamos con Tony Calleja y Francisco Navarrete hace 30 años”, puntualiza.

El deporte permite cosas épicas

Para Alejandro Pombo, una de las anécdotas más singulares en la práctica del tenis es precisamente de un torneo del médico. Un partido que perdía con su pareja de juego 0-7 y terminó ganando con una remontada épica, 8-7, resulta inolvidable.

Pombo Rosas establece que el tenis “más que una rivalidad, ha sido para él siempre una forma de convivencia”.

El afamado otorrinolaringólogo se alejó del juego del tenis por un largo periodo ante una lesión de columna y tras su recuperación lo ha retomado, por supuesto, con menor impacto precisamente por motivos de salud.