Es un auténtico “Tigre Dorado”

LISTO EL GOLDEN TIGER
Julio LeónJulio León

El piloto oaxaqueño y los representantes de su marca patrocinadora en el evento de presentación.

Con modificaciones mecánicas que lo harán un tigre más salvaje y ágil, así como con nueva armadura, está listo para ir por el tricampeonato.

Ayer fue presentada la nueva imagen del Golden Tiger de Oaxaca, piloteado por Emilio Velázquez, quien estará defendiendo la corona en la Carrera Panamericana 2019.

El Studebaker Champion 1951, luego de ser en color amarillo en el 2018, ahora es un auténtico “Tigre Dorado”, con “rayas” en azul y violeta brillante, colores que lo hacen aún más vistoso y le brindan personalidad a esta unidad felina para lucir como el actual campeón que es.

El piloto Emilio Velázquez, acompañado del director deportivo de Manejo de Recursos y Controles Inteligentes (MRCI), José María “Chema” Ramírez, quien acudió en representación de los patrocinadores, Cecilia Pérez Cano y José Antonio Pérez Ramos, resaltó que en el aspecto mecánico, el Golden Tiger fue mejorado en un 20 por ciento, lo que lo hará más rápido aún.

Evoluciona el auto

Al lado también de jefe de logística de la Escudería MRCI, Antonio Ferman, Velázquez reiteró que el tigre dorado tuvo una evolución que lo convierte en uno de los automóviles más veloces y eficaces para encarar el duro reto de buscar por segundo año consecutivo el título y la tercera corona de su trayectoria en la Carrera Panamericana. 

El Studebaker cuenta ahora con un chasis reconfigurado. Además, fue cambiada la posición del motor ante situaciones de gravedad, así como aerodinámicas de temperatura. 

Pero dejó en claro que otros pilotos que también estarán en esta batalla realizaron modificaciones similares, por lo que será una pareja lucha.

Cabe recordar, que la Carrera Panamericana volverá a tener como punto de inicio la ciudad de Oaxaca, esto será el próximo 10 de octubre.

Rumbo a Veracruz, prueba difícil

Emilio Velázquez estableció que la primera etapa, rumbo a Veracruz, será una de las más desafiantes al lado de la Mil Cumbres-Espinazo del Diablo. Y es que nunca antes se había corrido la distancia que ahora deberán encarar en la Sierra Juárez.

Y aunque otros competidores ya han probado dicho recorrido, mencionó que estará dejando lo mejor en cada kilómetro en esta mira del anhelado tricampeonato con el que volvería a hacer historia en el automovilismo oaxaqueño.

Con la imagen del tigre en la cajuela, su nombre rotulado al igual que los de sus patrocinadores, y contando con todo el equipo de seguridad apropiado en el interior, el “Tigre Dorado” tendrá encima los reflectores ante su etiqueta de uno de los cinco grandes favoritos en la legendaria competencia de autos clásicos.

Toma nota

Velázquez tendrá como copiloto a Liz Tejada, con quien ya participó en el 2015, por lo que con el “coacheo” a distancia de Javier Marín-su copiloto en el 2018-, quien no acude por motivos laborales en este año, encarará este nuevo desafío rumbo a Durango, a donde deberán arribar el 17 de octubre.