Procuraduría Ambiental, de papel

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Ernesto Ruiz López, subsecretario de Normatividad Ecológica y Gestión Ambiental, y el Fiscal, Rubén Vasconcelos

A pesar de que en abril del 2018 la 64 Legislatura local aprobó la Ley de creación de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Oaxaca, por falta de planeación presupuestal, ésta no se ha instalado.

Su creación sirvió al subsecretario de Normatividad Ecológica y Gestión Ambiental, Ernesto Ruiz López, para elogiar los avances que en la materia tiene el estado, cuando acudió como representante del titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, Samuel Gurrión Matías, a la inauguración del XVII Encuentro Internacional de Derecho Ambiental.

En entrevista posterior Ruiz López reconoció que por no contemplarse en la Ley de Egresos del actual ejercicio fiscal no se pudo crear en este año la Procuraduría.

“No hay presupuesto para que se pueda crear la Procuraduría”, dijo al reconocer que probablemente en enero del próximo año pueda instalar, aunque desconoce el monto y el personal que se requiere.

Desde la aprobación de la Ley para su creación, se hizo saber que esa Procuraduría de Protección vigilaría que se cumpla con el marco legal en materia ambiental de un estado considerado como el más biodiverso del país.

Se ha perdido la oportunidad de que se impongan sanciones a quien cometa un delito ambiental competencia del estado o que vulnere los derechos de las personas a un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar.

El subsecretario Ruiz destacó incluso que se trabajan en varias iniciativas de reformas para catalogar delitos ambientales y crear incluso una Fiscalía especializada para la Atención de Delitos Ambientales, pero por ahora la Procuraduría sigue sin existir más allá de la Ley.

En 2018 se presentó el Programa de Cambio Climático de Oaxaca y se instaló su comité, pero tampoco se le han designado recursos.