Atentan contra patrimonio antiguo de Tehuantepec

Las casonas de la época de la Colonia están siendo derribadas en Tehuantepec

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Una vivienda antigua tipo colonial, ubicada sobre la calle Mina en el barrio Laborío, fue derribada con la anuencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Dirección de Patrimonio Edificado Municipal.

Se trata de la casa donde vivió la familia Pi, descendiente de Fernando Cabrera, a quien se le recuerda por participar en el levantamiento armado en la manifestación maderista de Tehuantepec.

De la época de la Colonia, pronto quedará sólo el recuerdo de sus casonas.

Falta reglamento para sitios históricos

Las pocas viviendas de esta época que aún sobreviven al paso del tiempo, están siendo derribadas ante la inexistencia de un reglamento municipal para sitios históricos.

En menos de un año han sido derribadas dos casas coloniales. La primera estaba ubicada al fondo de la calle Doctor Liceaga, que los pobladores identifican como "Che goro".

En este inmueble habitó el señor Manuel, conocido por los tehuanos como Palo de coco, descendiente de la familia de los Palitos; el integrante más destacado de esta familia fue Pepe Palito, ex presidente municipal de Tehuantepec en 1953, indicó el historiador local, Mario Mecott Francisco.

La segunda casona derribada, se encontraba en la calle Mina, donde vivió la familia Pi, descendiente de Fernando Cabrera, conocido como Fernando Pi, uno de los participantes en el levantamiento armando maderista de Tehuantepec el 25 de mayo de 1911, que trajo como consecuencia la caída del jefe político Manuel Jiménez Ramírez, aseguró el también integrante de la asociación civil "Amigos del Centro Histórico".

La relevancia histórica de Fernando Pi fue porque se manifestaba con su cornetín, con el que hacia más belicosa la protesta.

"De la familia de Fernando, recordamos a Checha Pi y Lucía Pi, quienes fueron las propietarias del inmueble".

El inmueble derribado tuvo al principio un solo dueño. Después, los herederos se repartieron la propiedad, expresó Mario Mecott.

Estos son apenas dos ejemplos de las demoliciones que se han dado en Tehuantepec a raíz del terremoto del 2017.

Lo que entristece a los vecinos al ver destruida la vieja casona de muros gruesos, amplios ventanales y enormes patios, es que el terremoto no puedo derribarla, pero el dinero sí.

Actualmente, el predio demolido pertenece a Tobías García Girón, ex presidente municipal de Santa María Mixtequilla, quien lo heredó de su suegro Agustín Desales, quien se desempeñó como trabajador sindicalizado de Ayuntamiento de Tehuantepec.

Municipio justifica demolición

Personal del Gobierno Municipal de Tehuantepec se apersonó minutos después de que la información sobre la demolición de la vivienda, fue difundida en las redes sociales.

Según los trabajadores municipales, se giró una invitación al propietario para que explique el motivo de la demolición del inmueble.

Anticiparon que el propietario de la vivienda les informó que la casa presenta daño total, según el peritaje de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), por lo que se requería su destrucción.