IMSS realizando acciones de prevención a las mujeres mayores sobre incontinencia urinaria

PixabayPixabay

El 35 por ciento de las mujeres de más de 35 años han presentado una disfunción de este tipo.

Los ejercicios de kegel fortalecen los músculos de la pelvis y logran reducir o evitar la fuga de la orina.

La incontinencia urinaria es un síntoma y no una enfermedad, pues es producto de alteraciones en la estructura de la pelvis, ante la pérdida de su tonicidad y fuerza debido a diferentes factores como varios embarazos, cambios hormonales, sobrepeso u obesidad, diabetes mellitus o daños del sistema nervioso central, explicó Freddy Nicolás Manzo Martínez, especialista en ginecología adscrito al Hospital General de Zona No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Tapachula.

Señaló que es un mal frecuente en mujeres mayores de 50 años de edad (posmenopáusicas) o que sufren obesidad y diabetes mellitus, y se caracteriza por la salida involuntaria de orina ante un esfuerzo físico considerable.

Afirmó que la principal medida preventiva es que la mujer adulta realice diariamente los llamados ejercicio de Kegel, los cuales fortalecen los músculos de la pelvis y logran reducir o evitar la fuga de la orina. Éstos consisten en detener el chorro de orina el mayor número de veces posible, apretando los músculos del periné (plataforma de la pelvis), se cuenta hasta 10 y después se reanuda, detalló.

Una vez hechos, se inicia otro que consiste en apretar los músculos como si se estuviera deteniendo el flujo de la orina, durante 10 segundos y posteriormente relajar.

En promedio, cuatro de cada 10 mujeres mayores de 50 años de edad padecen incontinencia, motivo por el que tienden a recluirse, y provoca ansiedad, depresión y pérdida de la autoestima, ya que están siempre pendientes de tener al alcance un baño.

El especialista hizo un llamado a las mujeres con este problema para dejar aún lado la pena y acudir al médico, ya que de no atenderse oportunamente pueden generarse complicaciones como infecciones vaginales, en las vías urinarias y el riñón.

Finalmente, Manzo Martínez recomendó a las mujeres mantenerse en el peso debido y limitar el número de partos, y en caso de padecer diabetes mellitus, llevar un buen control, ya que todos estos son factores que condicionan la incontinencia urinaria. Sobre todo, añadió, ante la sospecha de padecer este mal, debe acudir a su Unidad Médica de adscripción para recibir atención temprana.

#campañasalud#centrosdesalud#imss#mujer#prevención