Temen ciudadanos saqueo en Guiengola

Los ciudadanos dijeron observar tumbas profanadas en Guiengola

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Presuntos vestigios arqueológicos recién fueron encontrados en las ruinas de Guiengola, a raíz de los trabajos de restauración y conservación que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizó en la zona, a consecuencia de los daños ocasionados por el terremoto del 2017, aseguraron los habitantes de lugares cercanos.​

Los pobladores sospechan de un presunto saqueo de estas piezas por parte de empleados del INAH, pues en una expedición realizada a esa zona arqueológica se observaron tumbas profanadas, de donde se presume fueron extraídas piezas arqueológicas.​

Ante esta situación, un usuario presentó a la Coordinación del INAH una solicitud en su portal de acceso a la información pública, para que brinde una explicación sobre las piezas arqueológicas recién encontradas en la zona de Guiengola durante los trabajos de rehabilitación que se realizaron.​

El INAH niega nuevos hallazgos

En respuesta a la solicitud con número de folio 1115100078819 que gira el ciudadano, la titular de la Unidad de Enlace del INAH Oaxaca, María del Perpetuo Socorro Villareal Escárcega, argumenta que el trabajo realizado corresponde a intervenciones de restauración y conservación en las estructuras arqueológicas y no a rescates o salvamentos arqueológicos.​

Por otra parte, la Coordinación de la Sección de Arqueología del INAH-Oaxaca, sin mencionar el nombre del responsable de dicha área, da a conocer en su tarjeta informativa SA/2019/026 con fecha del 19 de agosto de este año, que no existe ningún hallazgo de piezas arqueológicas  en el sitio arqueológico Guiengola de Santo Domingo Tehuantepec.​

Habitantes observaron nuevas piezas

No obstante estas aseveraciones de los funcionarios del INAH, los ciudadanos de Lieza muestran su preocupación, ya que en varías expediciones realizadas a las ruinas de Guiengola, dan testimonio de que hubo un saqueo y el INAH pretende ocultar la información, según señalaron.​

Una muestra de que sí hubo saqueo, fue la existencia de varias piezas encontradas en el exterior de las pirámides, objetos prehispánicos regados en el suelo y en las mesas de trabajo que montó el instituto en el exterior del recinto.​

Guiengola, sitio fundamental para la cultura del Istmo

De las 190 zonas arqueológicas que el Instituto Nacional de Antropología e Historia tiene bajo su resguardo, en el estado de Oaxaca se encuentran once que están abiertas a la visita pública, entre las cuales se encuentra la de Guiengola, ubicada en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec.​

Guiengola es uno de los sitios antiguos que cuentan la historia zapoteca en la región del Istmo.

Antes del terremoto de septiembre de 2017 ningún gobierno consideró en sus programas de trabajo su rescate.​

El historiador Jorge Rodríguez explicó que en la cultura de Tehuantepec hay evidencias arqueológicas que se remotan a unos dos mil 500 años con la existencia de Guiengola.​

La edificación antigua fue un sitio para resguardar a los zapotecas de los ataques de grupos hostiles.

La construcción fue abandonada a raíz de la Conquista española. El núcleo central está construido por dos plazas, una más hundida que la otra, con dos pirámides, una al occidente, otra al oriente, un juego de pelota y una  residencia tipo palacio.​