Buscan liberar en zócalo de ambulantes

El edil capitalino dijo que esperan poder reubicarlos

Ante la posibilidad de retirar de manera permanente a los ambulantes del Zócalo capitalino y la Alameda de León después de las fiestas patrias, el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, afirmó que el diálogo con los dirigentes y asociaciones continúan, pues no es un tema sencillo, pero reordenarlos sigue siendo la prioridad.

García Jarquín aseguró que su gobierno apuesta al diálogo y esperan que el Gobierno estatal ayude para juntos ofrecer alternativas definitivas como pueden ser la reubicación en el Mercado de Abasto o en casas del Centro Histórico, las cuales están deshabitadas pero podrían ser utilizadas como centros comerciales.

Señaló que el ambulantaje es perjudicial principalmente para los propios vendedores informales, pues carecen de servicios como seguro social, el de vivienda y otras prestaciones; al Ayuntamiento lo perjudica al no pagar impuestos; y al turismo lo afecta al vender mercancías que en su mayoría no son originales o ilegales. 

Señaló que los ciudadanos también tienen responsabilidad, ya que les consumen.

Recalcó que según el censo de diciembre de 2018, hay 3 mil 500 ambulantes.

Reconoció que la economía informal representa el 80%, por lo que es importante darles alternativas para que entren a la formalidad. Aseguró que no es un tema de interés económico, pues podrían aceptarles el pago, pero se les daría derecho de mantenerse en el Centro Histórico.

El edil recalcó que ha platicado con empresarios, cámaras y asociaciones: “hemos actuado con ellos sin afectar las finanzas municipales de hacerles descuentos para compensar los daños que puedan sufrir por no vender lo estimado debido a los ambulantes”.

Lamentó que los dirigentes trabajan al estilo de la mafia, ya que los ambulantes deben pagarles cuotas a sindicatos u organizaciones, pero se tiene como objetivo que mejor lo hagan al Ayuntamiento.

García Jarquín subrayó que su administración no censa a los ambulantes y advirtió que los dirigentes podrían contabilizar más puestos de los exiistentes. Afirmó que el único censo válido es el que realizó el Municipio.