El pancracio oaxaqueño está de fiesta

CortesíaCortesía

El pancracio mexicano está de plácemes con la celebración del Día Nacional de la Lucha Libre.

La pasión por las acrobacias, llaves y misterio, toma un segundo aire en la entidad oaxaqueña con la aparición de gladiadores y escenarios.

Francisco Pérez Antonio, exluchador profesional, recordó en entrevista que Manuel Humberto Siordia, uno de los empresarios pioneros de la lucha libre en el estado, le comentó que sabía de unas personas que venían de Tehuacán, Puebla, de apellido Flores, los cuales presentaban el espectáculo de lucha libre en unas carpas que instalaban en la calle de Arista.

 

El Tiburón, El Negro, Richard Reyes y El Enigma.

 

Sin embargo, las autoridades de ese tiempo se ensañaron con estas personas hasta acabarlos y así terminaron las funciones de lucha libre.

El gobernador del estado era Manuel Cabrera Carrasquedo y fue quien extendió un decreto prohibiendo la presentación del espectáculo de la lucha libre en la entidad.

Interviene Humberto Siordia

Tiempo después, la intervención de Manuel Humberto Siordia fue clave para la lucha libre, ya que solicitó al entonces gobernador entrante, Rodolfo Brena Torres, la derogación del decreto.

Lo anterior para destinarse al Instituto de Protección a la Infancia (IPI), lo que hoy conocemos como sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Mencionó: “fue en ese entonces que Manuel Humberto Siordia y Miguel Nájera (Cocoliso Nájera), luchador y socio se entrevistaron con Salvador Lutteroth González, empresario dentro de la lucha libre nacional, para contratar un programa de lucha libre y presentarlo en lo que se llamó Arena Oaxaca, hoy Casa de los Deportes.

Lobo Negro, gladiador oaxaqueño.

Empezando a desfilar las grandes estrellas del pancracio como El Santo, Blue Demon, Black Shadow, Huracán Ramírez, Cavernario Galindo, Karloff Lagarde, Ray Mendoza, Rayo de Jalisco, El Enfermero, “Doctor Wagner, René Copetes Guajardo, Dorrel Dixon, Ham Lee, Los hermanos Espanto, entre otros, llegando los internacionales Tito Copa y Beny Galán cuando era campeón mundial de peso medio.

La lucha libre en Oaxaca

En la capital oaxaqueña ya había curiosidad de la lucha libre, “la mente es ligera, sólo recuerdo a “Cavernario” oaxaqueño con un grupo de amigos practicando la lucha libre (Red Demon) al doctor Bolaños Cacho, Miguel Nájera, luchador oaxaqueño Rodolfo Aragón, anunciador de la arena, Aurora López, promotora, la cual instaló una modesta arena para promover a los luchadores locales”, dijo.

 

Vagabundo y Monarca.

 

Recordó que en ese entonces, apareció en el firmamento luchístico un joven luchador oaxaqueño, proveniente de la Ciudad de México, el Príncipe Xicoténcatl con la ilusión de abrir un gimnasio.

Solicitó permiso para ocupar la Casa de los Deportes, y le fue concedido, haciendo la convocatoria a la que respondieron 123 aspirantes.

Otros escenarios para la lucha

Gimnasio El Torito en el barrio de Jalatlaco, en las oficinas de la CNOP en J.P. García; después se trasladaron al gimnasio municipal que estaba ubicado a un costado del cuartel de bomberos, en la calle Morelos donde actualmente se encuentra la Escuela Primaria Francisco J. Mujica y de ahí al mercado de la Merced.

También ocuparon el gimnasio municipal que se instaló en lo que fue la cárcel de Santa Catarina, hoy Hotel Quinta Real.

En los años 50 llegó a Oaxaca el Vagabundo, quien promovió que hicieran luchas en la Arena Pepsi Cola, porque ahí trabajaba como herrero.

“Fue la época de oro de la lucha oaxaqueña cuando nos vamos para la Pepsi, pero dos años después regresamos al cuartel de bomberos en Periférico, en la colonia La Noria", indicó Francisco Pérez Antonio.

Se deja el cuartel de bomberos y se abrió la Arena San Francisco, la cual inauguró el Vértigo, después la deja y se va a la Arena Bustamante, por lo que la San Francisco la retoma el Químico Luna, el cual ya tenía la experiencia de haber trabajado en la Pepsi con elementos de México.

 

Conde Salazar.

 

“La lucha no nada más se da en esas arenas, también estuvo la Arena Azteca, Salón de Oro, Coliseo Principal, y la que estuvo trabajando mucho fue la Ray Alcántara”, concluyó.

 

Don Frank con el primer cinturón de peso welter del estado.

 

La lucha libre también tiene su historia…

Primeros luchadores en Oaxaca

El 30 de diciembre de 1955, el luchador profesional Adolfo Bonales realizó examen a los gladiadores oaxaqueños:

Indio Comanche

Jhony Moguel

El Zimba

Gran Rubén

Coloso Negro

Richard Reyes

Cepillo Benites

Boho Ghetehs

Relámpago Gómez

Lorenzo Bautista

Fito Ramírez

Vicente Medina Morales

Florentino Zárate Santiago

Raymundo Ruiz

Rayo Zulayca

Demon Red