Reconstrucción en Guichicovi, hasta octubre

El edil de Guichicovi señaló que el monto necesitado para la reconstrucción no se puede estimar, porque las 31 escuelas presentan afectaciones distintas

Ante el bloqueo de las oficinas del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed), los gobiernos federal y estatal se comprometieron a reanudar los trabajos de reconstrucción, el 28 de octubre próximo, en las 31 escuelas de San Juan Guichicovi, afectadas por los sismos de septiembre del 2017.

El edil de esa municipalidad del Istmo de Tehuantepec, Raynel Ramírez Mijangos, dijo que funcionarios del propio Iocifed y del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) suscribieron una minuta con autoridades, padres de familia y profesores de los planteles educativos, donde pactan reemprender las obras, después de la elaboración de los expedientes técnicos.

De este modo, explicó que las 20 compañías constructoras encargadas de los trabajos presentarán sus estimaciones al Iocifed durante los días restantes de este mes y primeros días de octubre.

Posteriormente –agregó–, el Iocifed canalizará esa documentación al Inifed y éste a su vez, al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), para la autorización y liberación de los recursos financieros requeridos.

Sin embargo, observó que el monto necesitado no se puede estimar, porque las 31 escuelas presentan afectaciones distintas.

“Es difícil, los daños son diferentes”, señaló.

Lamentó que los gobiernos federal y estatal hayan ofrecido respuestas a las autoridades, padres de familia y profesores, después de bloquear los accesos del Iocifed, en vez de atender con diligencia su reclamo, porque los sismos sucedieron dos años atrás.

“No nos dejaron otra opción, nos obligaron a venir, por su indiferencia para atender las necesidades educativas”, anotó.

El munícipe dijo que los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria de San Juan Guichicovi reciben clases en condiciones no aptas para el proceso enseñanza-aprendizaje, pues están debajo de los árboles o en espacios limitados.

“Todos los alumnos de la telesecundaria Vicente Guerrero, trabajan con sus maestros debajo de los árboles, mientras que en la secundaria Abraham Castellanos, están en una galera”, indicó.