Refinanciar la deuda generará gran ahorro

Debido a que el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) ofrece la oportunidad para optimizar todavía más el convenio de reestructuración de la deuda pública de Oaxaca que se celebró el año pasado, el gobierno de Oaxaca decidió proponer al Poder Legislativo refinanciar los empréstitos a fin de generar un ahorro cercano a 980 millones de pesos, aseveró el secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón.

En entrevista con NOTICIAS, destacó que, además, este año se pagó anticipadamente el Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) de Ciudad Judicial, lo que implicó una inversión de mil 300 millones de pesos, “de tal manera que sumando ambos montos tenemos un ahorro de 2 mil 280 millones de pesos”.

Comentó que además las políticas públicas del gobierno federal están cambiando para redirigir la mayor parte de los recursos al apoyo de segmentos de población específica, principalmente jóvenes, adultos mayores y población con discapacidad, por lo que muchos proyectos se quedaron sin presupuesto, lo que hace necesario que el gobierno estatal atienda diversos proyectos de infraestructura para la población, proyectos regionales y proyectos estratégicos.

“Entonces, aquí solo hay dos posibilidades: nos alineamos al manejo presupuestal de la federación para la realización de obra pública o simple y sencillamente nos enfocamos a encontrar en dónde podemos hacer más con lo mismo sin poner en riesgo las finanzas del estado. Entonces propusimos al gobernador Alejandro Murat la posibilidad de anticipar hasta 3 mil 500 millones de pesos, con un financiamiento a largo plazo, para pura infraestructura dirigida específicamente a los tres componentes”.

Téllez Girón subrayó que si se consideran la reestructuración de la deuda -si la autoriza el Congreso-, y el pago anticipado del PPS de Ciudad Judicial, se generará un ahorro de 2 mil 280 millones de pesos, el neto del endeudamiento asciende únicamente a mil 220 millones de pesos.

Añadió que estos recursos serán destinados a rubros específicos, “en los que proponemos con pesos y centavos cada una de las obras; todo el listado de proyectos está, digamos, filtrado con una lógica que es qué proyectos no son susceptibles de tener financiamiento por parte de la federación, a través por ejemplo del Fondo Regional (Fonregión), el Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE) o el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS)”.

Afirmó que esto permitirá realizar infraestructura, activar la inversión pública y, además, se va a cuidar que toda la cadena de proveeduría sea en valor agregado local para las comunidades y Oaxaca, así como que genere empleo directo o indirecto de alto impacto.

Comentó que en esta bolsa de presupuesto hay dos obras importantes: el proyecto intraurbano de Oaxaca, en donde una posibilidad es trasladar la zona militar a otro lugar, y, segundo, generar vivienda vertical en esa zona.

Dijo que los mil 300 millones de pesos que también se solicitan al Congreso son para lograr la donación recíproca de la zona militar actual; asimismo se propone una bolsa contingente por mil 780 millones de pesos por si algunos de los proyectos de infraestructura no se pueden realizar, donde por ejemplo se propone la rehabilitaciòn de la Central de Abastos o un centro de convenciones en Bahías de Huatulco.

-¿Por qué se solicitan 13 mil 101 millones de pesos para la reestructuración de la deuda?

-Bueno este es un tema de una redacción técnico-jurídica porque en realidad ese monto es la deuda que se pretende reestructurar, aunque la redacción no quede muy clara, pero en realmente este gobierno va a endeudar en mil 220 millones de pesos a la entidad.