Taxis adaptados para silla de ruedas

Solicitaron al cabildo de Oaxaca estudio sobre la posibilidad de transporte adaptado para discapacitados

De acuerdo con datos del DIF Oaxaca de 2018, en el estado hay 362 mil personas con discapacidad, de las cuales cerca de 38 mil usan silla de ruedas.

Por ello, la regidora de Bienestar Social y Población en Condición Vulnerable, Miriam Vásquez Ruiz, solicitó ante el Cabildo el apoyo de la Secretaría de Movilidad estatal para que realice un estudio o diagnóstico para evaluar la viabilidad de la aplicación de una política de vehículos adaptados.

La regidora afirmó que otros estados de la República como la Ciudad de México y Sonora tienen políticas orientadas a la mejoría del transporte público para satisfacer las necesidades de las personas con movilidad limitada.

Sugirió que el estudio se enfoque en la adaptación de las actuales unidades destinadas al servicio público de transporte en la modalidad de taxi, principalmente las que brindan servicio en Oaxaca de Juárez.

Recalcó que, a pesar de que ya existe una ley de movilidad aprobada por el Congreso, la cual señala como obligación del estado satisfacer las necesidades del transporte para la niñez, adultos mayores, mujeres embarazadas y discapacitados, hace falta una alternativa digna para este sector que muchas veces es olvidado.

Maniatados

Vásquez Ruiz afirmó que a pesar de que el municipio no puede intervenir en el diseño de las políticas del transporte concesionado como el taxi, puede colaborar con estudios de factibilidad de transporte alternativo en la ciudad.

Enfatizó: “no estamos buscando concesiones ni estamos solicitando que se implemente la política, simplemente queremos conocer la opinión técnica del consejo de movilidad en cuanto a la factibilidad de contar con el transporte adaptado”.

Asimismo, precisó que espera que la voluntad política y la fuerza de la ley en este caso se orienten a garantizar los derechos de los siempre olvidados y más desprotegidos.

Lamentó que este sector de la población aún no goce de la libertad de desplazarse, pues la accesibilidad de éstos, aún está atada al desinterés de las autoridades y no un derecho, a pesar de que está reconocido en la ley.