"Trabaja" al 20% centro de Salud 1

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Vacío, el Centro de Salud Urbano número 1; recién rehabilitado filtra agua del drenaje

Al menos seis mil consultas generales se han negado en el Centro de Salud Urbano Número Uno que opera los Servicios de Salud de Oaxaca. El servicio está suspendido desde 1 de agosto pasado, cuando las aguas del drenaje inundaron el primer piso del inmueble recién remodelado.

Sin un anuncio que advierta de la suspensión del servicio, el personal de vigilancia se limita a resguardar la puerta de acceso y ha informar que no hay fecha para restablecer el servicio, lo que implica que usuarios deban marcharse.

“Me afecta mucho, debo realizar unos estudios y no hay servicio”, expresó con preocupación Minerva Sánchez, quien vive en la agencia Vicente Guerrero, aledaña al tiradero de basura de Zaachila y quien ha visitado el centro en unas diez ocasiones por una consulta que le permita realizarse unos estudios médicos.

Sólo algunas áreas funcionan

El director de dicho centro, Luis Eduardo Paz Méndez, admitió que la poca movilidad da una apariencia de que los servicios están suspendidos, pero aún opera el área de laboratorio que no se inundó ni en centro de vacunación anexo en la calle de Díaz Ordaz.

El problema, los atribuyó a los vicios ocultos de la obra de remodelación que se inició desde el sexenio pasado.

Fueron las lluvias intensas del pasado 1 de agosto las que colapsaron el drenaje pluvial que se desbordó por uno de los sanitarios del personal de mujeres, en el área trasera de los consultorios.

En ese pasillo todo el piso se levantó para poder revisar los registros, pero el problema correspondía a la tubería de la calle, lo que retrasó las obras porque debían esperar la expedición de los permisos del municipio de Oaxaca de Juárez.

“Estamos listos para reanudar los servicios en los 15 consultorios, pero dependemos del permiso de la Dirección de Obras de los Servicios de Salud”, por lo que aún no hay una fecha.

Una quinta parte de la plantilla trabaja

De los 157 trabajadores adscritos a ese centro de salud, actualmente sólo laboran de manera normal alrededor de 30, principalmente del área administrativa, laboratorio y vacunología, aunque otros suelen acudir a capacitación.

Juan Jaime Zárate Rodríguez, trabajador de ese centro de Salud, refirió que desde el pasado 5 de agosto la base trabajadora decidió no laborar hasta que se garanticen las medidas de seguridad e higiene a las que tienen derecho.

Criticó que mientras en mayo de 2015, cuando iniciaron las obras, se dijo que se invertiriían 11.5 millones de pesos, a su culminación se haya triplicado el monto al informarse que se destinaron 38 millones de pesos, además de que se abrió a pesar de algunas deficiencias.

Entre ellas está que sigue sin funcionar el servicio de rayos X, lo cual fue confirmado por el director del Centro de Salud, que descartó desperfectos en el equipo, sino la falta de autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pero ésta ya está en trámite.