Escala deuda pública; irán por 18 mil mdp

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Sesión en el palacio de San Raymundo Jalpan

Con el propósito de llevar a cabo inversiones productivas, proyectos de inversión y refinanciar y/o reestructurar la deuda pública, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa solicitó a la 64 legislatura autorización para contratar empréstitos por 18 mil 171 millones 226 mil 308 pesos.

De acuerdo al documento turnado a la Comisión Permanente de Hacienda para su dictaminación, se autoriza al estado, por conducto del Poder Ejecutivo la contratación de financiamiento por un monto de hasta 3 mil 500 millones de pesos, sin incluir intereses, para destinarlo a inversión pública productiva y a la constitución de fondos de reserva.

Además de hasta la cantidad de 134 millones 90 mil pesos para obras de inversión pública productiva.

Subraya que en el caso que no se pueda llevar a cabo alguno de los proyectos, por imposibilidad jurídica o material, retrasos en la asignación de los proyectos, o bien, en el caso de economías en los procesos de adjudicación y desarrollo de las obras, por acuerdo del Ejecutivo del estado, se podrá aplicar el recurso del financiamiento a proyectos adicionales hasta por mil 780 millones de pesos. “En el caso que se ejerza la autorización de los destinados adicionales antes mencionados, el Ejecutivo deberá informarlo al Congreso, a través de los reportes trimestrales correspondientes”.

Reestructura de la deuda

También se autoriza al Poder Ejecutivo la contratación de financiamiento por un monto de hasta 13 mil 101 millones 902 mil 508 pesos, sin incluir intereses, para destinarlo al refinanciamiento y/o reestructura de parte de la deuda pública de largo plazo de la entidad, ya sea que hubiere sido contratada directamente por el Estado, o bien, a través del Fideicomiso de Contratación CIB/3134, en calidad de fideicomitente, a la constitución de fondos de reserva y a los gastos y costos relacionados con la contratación del financiamiento.

Manifiesta que el Poder Ejecutivo podrá destinar, con cargo al crédito, hasta la cantidad de 90 millones de pesos para la constitución de los fondos de reserva del financiamiento, a los gastos y costos derivados de la contratación de los financiamientos, incluyendo los instrumentos derivados o, en el caso que no se incluyan los instrumentos derivados y/o garantías de pago, hasta el 1.5 por ciento del monto del financiamiento, de conformidad con el artículo 27 del Reglamento del Registro Público Único de Financiamientos y Obligaciones de Entidades Federativas y Municipios. Lo anterior, en el entendido que los gastos y costos no podrán ser con cargo a los financiamientos que tendrán como fuente de pago el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

Paticipaciones como aval

“Para la afectación a que se refiere el párrafo anterior, el Estado en términos del artículo 50 de la Ley de Coordinación Fiscal podrá destinar al servicio de las obligaciones contraídas, en cada ejercicio fiscal, la cantidad que resulte mayor entre aplicar el 25 por ciento a los recursos del FAFEF que le correspondan al Estado en el ejercicio fiscal de que se trate, o bien, a los recursos del FAFEF del ejercicio fiscal del año de contratación de las obligaciones.

Así como el derecho y los ingresos hasta del 0.50 por ciento de las participaciones que en ingresos federales corresponden al Fondo de General de Participaciones, excluyendo las participaciones que de dicho fondo corresponden a los municipios, e incluyendo aquellos fondos que en el futuro sustituyan, modifiquen o complementen al Fondo General de Participaciones.

El financiamiento para la reestructuración y/o refinanciamiento de la deuda pública podrá instrumentarse a través de uno o varios créditos, hasta por un plazo de 25 años, contados a partir de la primera disposición del crédito; en tanto que el adquirido para obra pública será hasta por un plazo de 20 años.