Retira Andriacci su Libélula por seguridad

La obra estaba en la rotonda Lázaro Cárdenas

El pasado martes fue retirada de la rotonda Lázaro Cárdenas, de la capital oaxaqueña, la escultura La Libélula, obra del artista oaxaqueño Fernando Andriacci.

En redes sociales circularon fotografías en las que se mostraba a unas personas desarmando la obra y retirándola a bordo de una grúa, asegurando que era personal del Municipio de Oaxaca de Juárez; sin embargo, de acuerdo con el director de Servicios Municipales, Humberto Benítez Contreras, fue el propio artista quien retiró la escultura.

Afirmó que hace dos meses Protección Civil Municipal informó al artista que la estatua representaba un peligro para la ciudadanía debido a que la base se estaba destrozando, por lo que debía ser retirada.

“Se contactó en varias ocasiones con ellos para que se retirara, por seguridad, no por otra cosa”, subrayó Benítez Contreras.

El director recalcó que en caso de que el artista plástico no hubiera retirado su obra, el municipio lo haría durante esta semana.

Cabe mencionar que La Libélula fue colocada desde el 2014 en la rotonda ubicada en el boulevard Eduardo Vasconcelos, como una donación de Andriacci al municipio.

MOTIVOS DE ANDRIACCI

Respecto al origen de sus propuestas, Andriacci afirmó anteriormente: "Oaxaca tuvo en años pasados la imagen muy fuerte de conflicto social a nivel nacional y en el extranjero. Oaxaca. Para quienes nacimos aquí, es ciento por ciento cultural, no violenta. Hay municipios donde la gente no sabe leer pero toca música y pinta. Yo le apuesto a la educación y al fomento y creación del arte".

En su momento explicó que sus grandes inspiraciones están en las obras de Sebastian, Francisco Toledo y Sergio Hernández, todos conscientes de lo que pasa en México. "Amo Oaxaca, hay que sacarla adelante. Nuestra tierra ha forjado grandes hombres en la historia de México".

Añadió que su idea es tener presencia en las diversas regiones de la entidad, en el Istmo, la Costa y la Sierra.

Abundó que la entidad posee una gran diversidad de etnias, de diversidad cultural e ideológica, y entonces hay mucha tela de donde cortar, por lo que su intención es aportar al "semillero de artistas plásticos" de Oaxaca.