Miles de casas en Chiapas, bajo riesgo de caer ante gran sismo

René AraujoRené Araujo

El 70% de los daños que se registraron en Chiapas por el terremoto del 7 de septiembre de 2017 están en los municipios de Villaflores, Cintalapa, Arriaga, Jiquipilas y Tonalá.

Luis Manuel García Moreno, Secretario Estatal de Protección Civil, informó que según pruebas científicas que han realizado en la institución, el 70 por ciento de los ladrillos construidos de forma artesanal en la entidad son de pésima calidad.

En el marco de la conmemoración del segundo año tras el sismo del 7 de septiembre, García Moreno indicó que al entender el contexto social-económico que se mantiene en el estado, la mayoría opta por comprar materiales poco resistentes y sin tener una asesoría de construcción profesionalizada.

Por tanto, el Secretario exhortó a la ciudadanía acercarse a la institución  su cargo con el fin de darle la asesoría puntual respecto a los métodos de construcción y los materiales más resistentes y económicos para que no se ven afectados por un terremoto como el sucedido hace dos años.

“En el laboratorio de resistencia de material comprobamos que el 70 por ciento de los ladrillos artesanales no reúnen los requisitos de resistencia, se fracturas con las manos, lo que pueden a tener daños y pérdidas en un futuro”, comentó.

García Moreno mencionó que corresponde a los Ayuntamientos Municipales la actualización de sus Reglamentos de Construcción, esto con el objetivo de que las nuevas estructuras contemplen una situación de desastre resistente a sismos de gran magnitud.

Además, dijo que en Chiapas existen alrededor de millón 200 mil hogares, de las cuales 90 mil son de adobe y más de la mitad fueron destruidas por el movimiento telúrico, lo que provocó que cientos de familias se quedarán sin hogar.

Ante este contexto, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2010 existían 3 millones 866 mil 300 personas en situación de pobreza en Chiapas (78.5 por ciento de la población); para 2014, aumentó a 3 millones 961 mil (76.2 por ciento); 2016 se convirtió en el año con más población en dicha circunstancias con 4 millones 114 mil (77.5 por ciento).

En Chiapas existen más de 4 millones 850 mil que tienen al menos una carencia social, y con al menos tres se encuentran más de 2 millones 168 mil.

Un millón 548 mil personas tienen rezago educativo; 802 mil carecen de servicios de salud; 4 millones 328 mil de seguridad social; un millón 309 mil de calidad y espacios de vivienda; 2 millones 791 mil en acceso a los básicos en la vivienda y un millón 36 mil personas tienen carencia alimentaria.

Cabe señalar, por el terremoto del 7 de septiembre, se declararon 97 municipios en desastre y 118 municipios en  emergencia extraordinaria  por la Secretaría de Gobernación.

Los 20 municipios más afectados por el colapso de sus viviendas fueron: Villaflores con 5 mil 466; Jiquipilas con 5 mil 115; Tonalá con 4 mil 439; La Concordia con 4 mil 439; Arriaga con 4 mil 382; Cintalapa con 3 mil 722; Villacorzo con 3 mil 722; Pijijiapan con 3 mil 232; Tuxtla Gutiérrez con 3 mil 132; Ángel Albino Corzo con 2 mil 251.

Además de Mapastepec con 1297; Huehuetán 1155; Chiapa de Corzo con 1008, Acapetahua 950, Ocozocoautla con 862, Chicomuselo con 843, Montecristo de Guerrero 786, Acacoyagua con 744, Venustiano Carranza con 703 y Motozintla con 624, según datos de la Secretaría de Desarrollo  Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

REPORTA SEDATU 30% DE AVANCE

Al cumplirse dos años del sismo magnitud 8.2 que golpeó a Chiapas, el nuevo programa nacional de reconstrucción permitirá a los damnificados levantar sus viviendas, informó Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), tras afirmar que la reconstrucción, a partir de la actual administración federal, registra un avance del 30% en diferentes rubros.

El gobierno de Chiapas aportó 350 millones de pesos del Fondo para la Gestión Integral de Desastres que irán al Instituto de Vivienda para que las familias concluyan la reconstrucción de sus hogares, afirmó el gobernador Rutilio Escandón Cadenas durante una gira de trabajo con Meyer Falcón en Villaflores, uno de los municipios más dañados por el terremoto.

Antes, en rueda de prensa en Tuxtla Gutiérrez, Román Meyer subrayó que a partir de la actual administración federal, los trabajos de reconstrucción en la entidad presentan un avance del 30% en vivienda, escuelas y monumentos históricos, como templos e iglesias, y aunque se prevé concluir en 2020, los monumentos podrían tardar un poco más.

El nuevo censo, sostuvo, avanza vivienda por vivienda e incorpora a arquitectos, ingenieros y expertos que proporcionan asistencia técnica, lo que no ocurrió en los pasados censos porque no hubo coordinación interinstitucional para la reconstrucción.

“Muchas de las viviendas no fueron evaluadas para determinar cuál era la afectación, el costo real de inversión, hoy tenemos una Comisión Nacional de Vivienda que se ha desplegado en todo el territorio; es decir, regresar al territorio, hacer los levantamientos, verificar que esas familias fueron dañadas por los sismos, después un proceso de seguimiento técnico”, especificó.

En Chiapas, dijo, se tienen 46 mil acciones como metas a concluir, “de las cuales, en vivienda, prácticamente tenemos 10 mil acciones, nueve mil acciones que tenemos que ejecutar en el estado”.

Los procesos de reconstrucción a nivel internacional “se toman varios años, ahí están los ejemplos de Japón y Chile; sin embargo, como gobierno federal, se tiene la determinación de concluir a la brevedad los procesos”, confió.

Edna Elena Vega Rangel, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda, dijo que hace dos años se registraron más de 186 mil familias afectadas por el sismo en distintos estados, cuando se aplicaron 5 mil 74 millones de pesos de los fondos de emergencia.

De esa cifra, detalló, mil 342 millones de pesos corresponden a Chiapas para atender 9 mil 371 viviendas; 6 mil 247 con daño total y 3 mil 124 con afectación parcial.

También señaló que se han integrado 34 grupos técnicos para elaborar expedientes y para atender a las familias; se autorizaron 6 mil 982 casos y entregaron 2 mil 667 tarjetas bancarias y quedan por entregar  4 mil 315, lo que significa una inversión de mil 66 millones de pesos.

Vega Rangel comentó que están en pláticas para ver cómo se ayuda a las familias que, durante la administración pasada, se endeudaron porque recibieron apoyos parciales o en otros casos no les alcanzó para reconstruir sus inmuebles.

Ildefonso González Morales, titular del Instituto Nacional para la Infraestructura Física Educativa (Inifed), dijo que para atender 3 mil 70 planteles educativos dañados se requería una inversión superior de 2 mil millones de pesos. De ese total, 2 mil 780 ya fueron atendidos, 132 están en proceso y están pendientes 158 para “fondear” el próximo año.

Para atender las zonas arqueológicas y monumentos históricos, el estado contará con 19 millones de pesos. El Instituto Nacional de Antropología e Historia ha atendido un total de 114 inmuebles del patrimonio cultural y se han restaurado 44 templos, 12 lotes de bienes muebles-retablos, imágenes y se trabaja en nueve proyectos.

Mientras que con los fondos de desastres naturales, emitidos en su momento para 97 municipios, se tienen avances del 100%, entre otros, en el sector federal de carreteras, salud, militar, pueblos indígenas y cultura. Carreteras rurales tienen avance de 93%; educativo, 86%; hidráulico, 96.3%; naval, 96.3%, y monumentos históricos, 67%.

El jueves, 7 de septiembre de 2017, a las 23:49 horas, un fuerte sismo de magnitud 8.2, con epicentro a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, en la costa, cimbró a la entidad. Un total de 16 personas murieron y 14 mil comunidades de más de un centenar de municipios fueron afectadas.

#sismo#desastresnaturales#chiapas