Violencia de género gesta suicidios

Suicidio de una mujer en los límites de Oaxaca con Veracruz

La mayoría de los suicidios de mujeres son resultado de la violencia de género que viven en su entorno ya sea familiar, laboral, escolar o comunitario. En lo que va del presente año, un total de nueve mujeres decidieron quitarse la vida.

De acuerdo con el recuento hemerográfico que hace periódicamente el Grupo de Estudios Sobre la Mujer (GESMujer) Rosario Castellanos, de los nueve, cinco ocurrieron en municipios de los Valles Centrales.

El 44 por ciento del total estatal ocurrieron en mujeres de un rango de edad entre los 15 y 44 años de edad.

Información de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad publicada en la página del contador del feminicidio señala que “Muchos de los suicidios de mujeres y jóvenes son resultado de la violencia de género que impera en la sociedad”.

Y agrega “Es común encontrar que las razones que las llevan a tomar esa decisión tienen que ver con la falta de comprensión, de escucha, de apoyo familiar, enfrentar la presión extrema en el ámbito escolar, falta de respeto a la integridad, o ser acosadas o abusadas sexualmente. Ante esta situación y sin encontrar alternativas para revertirla deciden quitarse la vida luego de no aguantar más la indiferencia, el señalamiento social o la violencia”.

Suicidio feminicida

A nivel América Latina, El Salvador es el único país que tiene contemplado en su código penal el suicidio femincida, es decir como posible efecto del abuso de poder crónico basado en motivos de odio o menosprecio a la condición de mujer.

El suicidio feminicida está incorporado en ley integral de protección a la mujer en el Salvador, vigente desde 2012, creada como una respuesta gubernamental ante la crisis de feminicidios en aquél país.

El suicidio en México

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el suicidio consumado es más frecuente en la población masculina. Para 2016, de los 6 291 fallecidos por suicidio, 5 116 eran hombres, lo que se traduce en que, de cada diez suicidios, ocho son cometidos por hombres, mientras que dos de cada diez (1 173), por mujeres.

En seguida se observa que esta acentuación de los suicidios en los hombres ha sido algo continúo y ha venido cuadruplicando el riesgo en comparación a las mujeres. Para 2016, los hombres presentaron una tasa de 8.6 suicidios por cada 100 000 hombres mientras que en las mujeres fue de 1.9 por cada 100 000 mujeres.