Señorita América: ¡una tradición viva!

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

En el estado de Oaxaca, la Señorita América es una tradición que se ha conservado por años

El amor por el canto y la responsabilidad de ser la voz del pueblo, son los sentimientos que María José Velasco, de 9 años de edad, tiene al representar a la Señorita América 2019, la noche de este 15 de septiembre, en la Agencia de Santa Rosa Panzacola, del municipio de Oaxaca de Juárez.

Con vestido blanco, capa de los colores de la Bandera nacional de México, una hermosa voz y acompañada de sus coristas, la joven representante interpretará el Himno Nacional y otros cantos patrios mexicanos, ante los habitantes de esta agencia.

“Para nosotros, la Señorita América representa muchas cosas. Nuestra patria, nuestros sentimientos hacia el país, al estado y la comunidad. Es una gran responsabilidad. Es la voz de esta agencia”, expone Marisol Montaño, regidora de Cultura de Santa Rosa.

Tradición que se conserva

Desde hace 40 años, la Agencia de Santa Rosa Panzacola ha organizado el Grito de Independencia en el casco, en el que participan las escuelas aledañas, Comités de Vida Vecinal (Comvive) y vecinos.

Relatan que para la elección de la Señorita América, se realiza un concurso de canto en la escuela cercana a las instalaciones de la agencia, la primaria Unión y Progreso; y hace unos años, los turnos matutino y vespertino se relevaban la responsabilidad año con año; sin embargo, ahora solo "los de la mañana" participan.

“Los maestros del turno vespertino nos han comentado que los alumnos vienen de otras colonias; además, el horario les impide venir hasta aquí durante la celebración, por eso han dejado de participar en esta festividad”, comenta doña Marisol.

La celebración comienza a las 8 de la noche, cuando el Agente Municipal, los regidores y vecinos, acompañados por una banda filarmónica, van por la Señorita América a su domicilio, donde los padres de la joven ofrecen el tradicional pozole.

Después, la joven y sus coristas suben al carro alegórico que recorrerá las principales calles del casco de la agencia, seguidos de los alumnos de la escuela, vecinos y la banda de guerra, para terminar el recorrido en las instalaciones de la Agencia Municipal, donde se llevará a cabo el acto cívico.

Orgullosa costumbre

“Nosotros somos avecindados de Santa Rosa, llevamos 20 años viviendo en este lugar y estamos muy contentos que nos hayan adoptado en sus costumbres y tradiciones; estamos muy contentos con la oportunidad que se le está dando a nuestra hija”, afirma Guillermo García, papá de María José.

Don Guillermo asegura que es un orgullo que su hija haya sido escogida para representar a la Señorita América y que, a pesar de la espontaneidad con la que se les avisó, están dispuestos a ser partícipes de esta tradición que se ha conservado por años.

“Sí representa un gasto: la renta de sillas, el vestido, los ingredientes para el pozole, las bebidas, pero vale la pena por darle esta oportunidad de que mi niña demuestre su talento”, subraya don Guillermo.

Dos fechas importantes

De acuerdo con la regidora de Cultura, en otras ocasiones, la agencia se encarga de los preparativos de la festividad, así como del vestido de la Señorita América y en brindar algún refrigerio a los asistentes; sin embargo, este año, debido a la falta de recursos, no podrán solventar todo.

Aseguran que para los vecinos de la agencia hay dos fechas importantes, la fiesta patronal de Santa Rosa de Lima, celebrada el pasado 30 de agosto, y las Fiestas Patrias, ya que unen a todos y son tradiciones propias de la agencia.

Por su parte, María José, de 9 años de edad, asegura que está muy contenta y nerviosa de ser la elegida para representar y dar voz a una tradición tan importante como lo es la Señorita América.

El origen de la Señorita América

En el Siglo 19, la influencia de la personalidad del presidente Benito Juárez provocó en México una fuerte corriente popular, que buscaba rescatar y exaltar los valores indígenas a nivel internacional.

En ese entonces y en algunas regiones de la República Mexicana, se dio por conmemorar la Independencia Nacional, teniendo como centro de atención a la “América”, mujer indígena que representaba a todos los pueblos americanos conquistados por los españoles y que al final alcanzaron su libertad.

En aquellos tiempos, se realizaba el desfile o paseo por las principales calles de las cabeceras municipales, hasta llegar frente al palacio, donde se desarrollaba patriótico programa en el que se hacían honores a los héroes que nos dieron patria: Hidalgo, Allende, Aldama, Jiménez, Rayón, Abasolo, Morelos y otros tantos.

En el trayecto del desfile, la “América” ha sido acompañada por tres mujeres de la localidad que les llaman “Las garantías”, cada una luciendo en su atuendo uno de los colores de la bandera del país.

La “América” en esas épocas, daba el paseo tradicional sentada en su trono sobre una carreta de madera, jalada por una yunta de bueyes, ya que no existían vehículos de motor; y rodeada de la algarabía de chicos y grandes, que remataba con el metálico toque de la música de viento.