Calificadoras atentan contra el mezcal

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

En el Centro Cultural y de Convenciones se realizó el Foro Internacional del Mezcal

La autorización a las empresas Verificación y Certificación Pamfa, Certificación Mexicana (CMX) y el Centro de Innovación y Desarrollo Agroalimentario de Michoacán (CIDAM) para certificar mezcal representan un riesgo para los consumidores y la producción de la bebida en Oaxaca, afirmó el presidente del clúster mezcal, Jorge Vera García.

Momentos antes de la inauguración del Foro Internacional del Mezcal, en el Centro Cultural y de Convenciones, evento del que manifestó los productores oaxaqueños fueron excluidos por los organizadores, dijo que la autorización de los nuevos organismos certificadores se dio en el gobierno federal anterior.

“Justo cuando ya se iban los funcionarios de la Secretaría de Economía, otorgan esas tres nuevas licencias, sin considerar lo que pasa con la industria del mezcal”.

Manifestó que estas autorizaciones generan incertidumbre, porque para todas las denominaciones de origen en el mundo nada más existe un organismo certificador, en este caso el Consejo Regulador del Mezcal (CRM), y ahora les meten el pie para que haya cuatro organismos certificadores.

"Todo mundo quiere producir mezcal"

Comentó que además todavía está en litigio la denominación de origen de mezcal que recibieron, cuando ya terminaba también la pasada administración federal, los estados de Aguascalientes, Morelos y el Estado de México.

“Como ahora el mezcal es famoso, todo mundo quiere producir mezcal, cuando Oaxaca es la denominación de origen más grande del mundo y ahora se amplió a otros estados; el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) hizo un mal trabajo porque no se verificó qué es una denominación de origen, cómo se certifican, cómo se otorgan y lo que hicieron fue pasarlas sin mayor trámite”.

Vera García expresó que sin embargo la organización de los productores mezcaleros oaxaqueños ha frenado esta tentativa, “porque no es justo que nosotros tengamos trabajando el mezcal por tantos años para darlo a conocer al mundo y ahora llegan otros estados para aprovecharse de esto”.

"No pueden llamarlo mezcal"

Destacó que los productores demandaron administrativamente a los tres estados y al INPI, para frenar su intención.

“El proceso está muy adelantado, todavía no hay una resolución final, pero estamos adelantados; la semana pasada le tocaba comparecer al Estado de México pero no se presentó; mientras tanto el Estado de México, Aguascalientes y Morelos no pueden llamar a sus destilados mezcal”.

Añadió que todavía estados como Chiapas y Sinaloa quieren la denominación de origen del mezcal, “pero los tenemos parado, ya le hemos dicho al INPI que no vamos a permitir que pase esto”.

-¿Se corre el riesgo que estas empresas certifiquen bebidas que no sean mezcal?

-Legalmente les dieron el permiso, pero no sabemos cómo trabajan, cómo operan, no sabemos nada de ellas: el 99 por ciento de los productores trabajamos con el Consejo Regulador del Mezcal por el bien de la bebida en Oaxaca.

Reconoció que la denominación de origen ayuda mucho en el desarrollo económico local, ya que genera empleo y mejora la vida de las familias campesinas, “por eso defendemos la bebida, ya que con nuevas denominaciones de origen, con nuevas empresas certificadoras, obviamente nos pega y mucho”.