Urgen enviar la GN a Villa de Flores

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Guardia busca criminalizar a la asamblea comunitaria, señalan

La asamblea comunitaria de Mazatlán Villa de Flores demandó al gobierno federal el envío de la Guardia Nacional a la región de la Cañada, ante los constantes hechos de violencia en las comunidades indígenas mazatecas.

La portavoz de ese órgano, Reyna Cid Castillo, informó que la asamblea comunitaria remitió una carta al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) el 28 de abril pasado, para manifestar su preocupación por los sucesos y su disposición para coadyuvar en la solución de la inseguridad.

“Ahí, solicitamos su intervención para que se enviaran las corporaciones policiales a nuestro territorio, afectado por el clima de violencia e inseguridad”, señaló.

Sin embargo, observó que no ha habido respuesta y se han incrementado los homicidios con armas de fuego y los asaltos a habitantes y comerciantes en la carretera a esa localidad.

Entre las víctimas –detalló–, están Ponciano  Carrizosa, asesinado el 2 de diciembre de 2018 y Gabriel Roque Martínez, muerto el 4 de mayo pasado, ambos en la comunidad Aguacatitla, así como un herido por proyectiles de arma de fuego, Constantino Arroyo, el pasado día 8, en Llano de Fresno, todos ellos integrantes de la asamblea comunitaria.

Subrayó que Gary Velasco García, hijo de una familia identificada con la asamblea comunitaria, fue asesinado de dos balazos en abril pasado, presuntamente por el priista Avelino Martínez, padre del edil Misael Martínez García. 

“A 5 meses, no ha habido justicia para la familia”, asentó.

Dijo que los días de plaza varios comerciantes han sido asaltados en el camino entre el paraje La Raya a la cabecera municipal.

Observó que un grupo armado derribó árboles en el camino en el paraje El Terreno del Cura, el 20 de mayo pasado, para asaltar a los comerciantes.

Destacó que la Guardia Nacional pretende criminalizar a integrantes de la asamblea comunitaria, mientras Mazatlán Villa de Flores sigue padeciendo ingobernabilidad e inseguridad. 

Finalizó que si el gobierno federal no atienden esta situación la asamblea comunitaria se movilizará pacíficamente para lograr el alto a las agresiones y persecución "de nuestros representantes e integrantes".