Obtienen libertad, se les acusaba de homicidio

Las dos personas quedaron en libertad luego de la audiencia

Los dos jóvenes que fueron detenidos como presuntos responsables del delito de homicidio del señor Joaquín, de 43 años de edad, quedaron en libertad debido a las inconsistencias en los testigos del agente del Ministerio Público y el dictamen del perito-médico del Instituto de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado.

El juez de control al analizar las pruebas dijo que no había concordancia, ya que el perito médico al realizar la necropsia de ley dijo que el señor Joaquín tenía varias horas de haber fallecido.

Pero en la declaración de una empleada de la cantina donde estuvo la víctima unas horas antes de ser asesinado, aseguró que también estaban los imputados Yoset JM y Rey MHH. Es decir, el perito dictaminó que Joaquìn ya estaba muerto cuando aún estaba vivo en la cantina, como lo dijo la empleada.

El defensor público y el privado, no habían argumentado al respecto, pero el juez al observar que no coincidìan los datos de prueba decidió dejar en libertad a las dos personas.

Como fue informado, el crimen ocurriò la madrugada del 4 de septiembre en la calle Constitución de la población de Santiago Matatlán, Tlacolula de Matamoros.

Durante las festividades de la comunidad, Joaquín, estuvo tomando en una cantina, donde también estaban los ahora imputados.

Pero por la mañana fue localizado sin vida debajo de un puente y con golpes en la cabeza.

Personal de la Agencia del Ministerio Público acudió al lugar y los elementos policíacos lograron el arresto de las dos personas, a quienes se les acusaba del delito de homicidio.

Ambos imputados no declararon ante la autoridad ministerial y quedaron en libertad en el término constitucional debido a la falla en las pruebas del representante social.