Sólo un milagro podría salvarla

Efraín RamírezEfraín Ramírez

Socorristas brindan los primeros auxilios

Tapachula.- La irresponsabilidad de una conductora provocó que se estrellara contra una casa donde se realizaba un velorio. Dijeron que iba en estado de ebriedad.

Los hechos ocurrieron cerca de las 03:00 de la mañana y en la 7 Sur y 12 Oriente. Liliana, de 36 años de edad, conducía una camioneta Town Country con placas MC7420, del estado de Chiapas. Se encontraba bajo los efectos del alcohol.

El caso es que para su mala suerte se durmió en el volante algunos segundos, pero cuando recobró el sentido, notó que habían personas frente a ella. Al girar bruscamente el volante, se estrelló contra una casa donde se llevaba a cabo un velorio.

La unidad de motor derribó parte de la estructura de la vivienda, pero lo más preocupante fue que una joven mujer salió lesionada al grado de perder ambas piernas, pues quedó prensada entre la defensa del auto y el sillón donde estaba sentada.

Rápidamente dieron aviso a emergencias para que estabilizaran a la víctima, pero debido a su estado de gravedad la internaron en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Las personas que se encontraban en el velorio detuvieron a Liliana, de 36 años,  quien fue entregada a elementos de la Policía Estatal de Tránsito del Estado, los cuales se encargaron de trasladarla al Ministerio Público para iniciar con las investigaciones.

Informaron que Liliana iba con aliento alcohólico, por lo que podría ser sancionada severamente por las lesiones que causó en la joven.

 

Al realizarle un examen toxicológico a la conductora éste arrojó que iba completamente ebria

#accidente