Pestilencia en el Paraíso

Los vecinos no soportan el pestilente olor que desprende la tubería

Vecinos de la calle Paraíso ubicada en el complejo habitacional Ampliación Santa Lucía, viven en la incertidumbre, pues desde hace varios días, el tubo de drenaje colapsó, lo que provoca olores insoportables y un foco de infección latente.

A pesar de sus múltiples solicitudes al municipio de Santa Lucía que representa el edil Dante Montaño Montero, sus peticiones han sido ignoradas.

Tubo pequeño

Una de las vecinas inconformes, detalló que hace nueve años, cuando en la zona habitaban apenas dos vecinos, decidieron invertir en una obra para conectarse al drenaje público.

En aquel entonces, la inversión no rebasó los 15 mil pesos, y por varios años no tuvieron problemas con el servicio; “pasando los años, llegaron más vecinos a la colonia, y sin yo tener conocimiento, se conectaron al tubo de drenaje que mi vecino y yo instalamos”.

Esto provocó que el tubo colapsara y las aguas negras y pestilentes comenzaron a emanar, lo que ha provocado malos olores y la propagación de moscas.

Al cuestionar a sus vecinos, argumentaron que hicieron el pago de siete mil pesos al municipio, para conectarse a la red de drenaje; pero lo que no previeron es que el tubo era pequeño para toda la cantidad de desechos que arrojan los demás vecinos.

Especialmente una familia que se dedica a la venta de tacos, pues los desechos que arrojan al desagüe, han provocado que se tape el tubo.

“Desde que el municipio supuestamente autorizó la obra, debió de cerciorarse que el tubo era pequeño y que en algún momento podría colapsar”.

Autoridades apáticas

Buscando solucionar este problema, acudieron ante la autoridad de Santa Lucía del Camino; el presidente Raúl Cruz González los atendió y envió una máquina excavadora y personal, pero los trabajos no concluyeron, debido al cambio de administración.

Con un nuevo presidente municipal al frente, los colonos acudieron a sus oficinas, donde los recibió y prometió ayudar con el problema; además, brindó un número telefónico para que los vecinos tuvieran acercamiento.

Luego de unos días, el ayuntamiento envió solo a dos hombres a trabajar, que luego de días no han resuelto nada, por lo que hartos, los vecinos se comunicaron a Noticias Voz e Imagen para hacer su denuncia pública.

“Me comuniqué vía telefónica con él (el edil) con un número que supuestamente nos había ofrecido para hablarle a cualquier hora; le dejo mensajes, no contesta, me lee y nada, y le marco y me manda a buzón, no hay seriedad con este tema”.

Temen enfermedades

Las aguas negras están siendo expulsadas a la calle, lo que ha provocado un fétido olor y además, las moscas han estado proliferando en el lugar, por lo que los vecinos de la calle El Paraíso temen que se vuelva un foco de infección para los niños y adultos mayores.

Los vecinos, preocupados, han solicitado un presupuesto por la vía particular, y este asciende a los 52 mil pesos, precio que en la actualidad no pueden costear.

“No contamos con ese recurso, pues no se compara nada a lo que pagué hace nueve años cuando me cobraron 12 mil pesos por conectarme a la red de drenaje”.

En la cuadra habitan siete familias y todas sufren las afectaciones en el drenaje, un problema que hace nueve años no imaginaron que pasaría. 

“Se echan la bolita”

Otra vecina, afectada por la situación, asegura que las autoridades se niegan a brindarles ayuda, debido a que la colonia está ubicada en tierras ejidales, y que ante el nulo pago al municipio, no tienen derecho a servicios.

“Nos deben el ramo 33 y no sabemos dónde está el apoyo, y si queremos la obra, pues la tenemos que pagar y la verdad, no es justo”.

Los vecinos están hartos de la situación y la indiferencia de las autoridades y los involucrados, cuando tienen el derecho de poder tener servicios para sus viviendas. 

“Si es necesario, acudiremos ante Derechos Humanos para exigir que se atienda esta problemática, porque al rato vamos a tener problemas de salud y no creo que ellos paguen los gastos médicos”.