Dzyan, un libro más antiguo que la Tierra

Muchos lo consideran como una escritura sagrada de la humanidad, aunque el texto se haya hecho famoso por rumores más que por su comprobada existencia. Poco se sabe del origen del Libro de Dzyan (cuya pronunciación es Dian), en la información que contiene

Muchos lo consideran como una escritura sagrada de la humanidad, aunque el texto se haya hecho famoso por rumores más que por su comprobada existencia.

Poco se sabe del origen del Libro de Dzyan (cuya pronunciación es Dian), en la información que contiene no se especifica fecha alguna, pero los que saben aseguran que es más antiguo que la propia Tierra.

«Escuchen, pequeños de la Tierra, el llamado de aquellos que habitan en las estrellas. Aprendan que no existe ancho y alto, pues todo es uno… La Madre de la fertilidad los hizo a todos en el cosmos. Las semillas de los dioses cayeron en innumerables suelos y florecieron de incontables formas». – Párrafo del manuscrito en inglés traducido en el siglo XVI.

Se cree que el nombre que figura como título proviene de la palabra en sánscrito Dhyana, cuyo significado es «meditación mística«, y que la pronunciación dzyan de la palabra es particular de la lengua tibetana o mongola. La leyenda dice que fue escrito por un grupo de sacerdotes en el Himalaya, más precisamente en la zona de la meseta de Tsang, en lenguaje senzar y sobre hojas de palmera.

El origen extraterrestre de los humanos

En algunos fragmentos de este texto se hace mención de «maestres de rostros fascinantes«, que alguna vez aparecieron en la Tierra sobre vehículos voladores y debieron partir rumbo al país del "metal y el hierro", de donde habían llegado originalmente.

El Libro de Dzyan está escrito en forma de poemas, más precisamente en Estancias donde se narra de forma cronológica el origen de los humanos desde sus comienzos en la prehistoria y hasta el florecimiento de las primeras civilizaciones perdidas. Entre estas estrofas se afirma que cuatro razas originaron a los humanos actuales.

La primera de estas razas comprendía seres etéreos que habitaban en el planeta Venus antes que un desastre terminara condenando a su planeta. La segunda, una raza integrada por monstruos humanoides de baja capacidad intelectual a la que la raza original transfirió su conciencia. Los habitantes del continente de Lemuria habrían integrado a la tercera de estas razas mencionadas en el texto. Mientras que la cuarta raza correspondería a los atlantes.

Los humanos seríamos la quinta y actual raza en el planeta Tierra.

El libro más antiguo

Según la versión de la ocultista rusa Helena Blavatsky, este documento habría sido escrito por seres avanzados (lamas o mahatmas) que lograron alcanzar el Nirvana (un estado de iluminación Superior) a través de la meditación.

También mencionó que estos personajes, evolutivamente superiores a los humanos, habitaron al interior del continente asiático en antiguos templos protegidos por viejas tradiciones místicas. Además, serían responsables por escribir todas las sagradas escrituras conocidas por la humanidad que terminaron impulsando las diferentes religiones.

Hablamos de escritos que se extendieron a través de China, Egipto e India, como los antiquísimos manuscritos del judaísmo, incluso la Biblia y el Corán.

Al interior de los círculos ocultistas corría el rumor de que el Libro de Dzyan estaba magnetizado de tal forma que producía visiones y alucinaciones vívidas en todo aquel que se atrevía a darle lectura. En las suposiciones sobre el contenido del texto no sólo se hace referencia al origen del hombre en el planeta y a su evolución, también se hace mención de secretos místicos, control mental, ciencias y explicaciones sobre el destino de civilizaciones perdidas como la Atlántida, Mu y Lemuria.