Acumulan 5 muertes en zona mixe

Escasa vigilancia de autoridades en zona de conflicto, denuncian

Habitantes de la agencia municipal de San Juan Bosco Chuxnaban solicitaron al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador intervenir en el conflicto administrativo y agrario que mantienen con su cabecera municipal San Miguel Quetzaltepec, porque a pesar de signar un acuerdo de no agresión, el pasado lunes fueron asesinados dos comuneros, con lo que suman ya 5 los muertos por esta disputa entre hermanos mixes.

Confirmaron que el lunes 9 de septiembre del año en curso fueron emboscados los comuneros cuando acudían al paraje El Mirador, que se ubica a 3 kilómetros de la población, donde sus vecinos de la cabecera municipal incendiaron sus cafetales. 

“Los comuneros se organizaron para ir a sofocar el incendio, ahí los agarraron a balazos y asesinaron a dos de nuestros compañeros, Domingo Martínez Pérez, de 41 años de edad, y Eusebio Pérez Pérez, de 39 años de edad aproximadamente; con estos crímenes ya llevamos 5 muertos por este conflicto”.

Un trienio de conflictos

Señalaron que desde hace tres años mantienen un conflicto con la cabecera municipal por la negativa de entregarles las participaciones municipales que les corresponden. “En respuesta a nuestra petición en el 2018 nos asesinaron a dos comuneros y una comunera, ademá de despojarnos de nuestras parcelas en los parajes Rancho Horno, Rancho Salinas y Rancho Coyul”.

Manifestaron que desde el 17 de junio no han dejado de ser atacados por el grupo armado de San Miguel Quetzaltepec;“nos agreden constantemente con armas largas y a pesar de que la fiscalía general abre carpetas de investigación, no se han logrado ejecutar las órdenes de aprehensión”.

Subrayaron que lamentablemente el gobierno del estado no interviene para solucionar el problema. “En reiteradas ocasiones hemos planteado el problema en la Secretaría General de Gobierno, nos ha atendido, pero no soluciona nada; instalamos mesas de diálogo pero no hay resultados; la cabecera municipal administra más de 30 millones de pesos al año y pareciera que los funcionarios del gobierno estatal son cómplices de ellos y que reciben parte de los recursos, por eso no les interesa solucionar el conflicto y solo lo administran”.

Dijeron que en reiteradas ocasiones ha acudido a las oficinas de la Secretaría General de Gobierno pero no pasada nada, a pesar de que el grupo armado de San Miguel Quetzaltepec los agrede continuamente.

Grupo armado impone su ley

Dieron a conocer que el pasado 8 de febrero firmaron un acuerdo de paz ante el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, pero desde el primer día Quetzaltepec incumplió los acuerdos que se manifestaron en las firmas, pues la autoridad municipal está rebasada por un grupo armado que se opone a que les entreguen las participaciones municipales que les corresponden.

El acuerdo de paz precisaba que debía resolver el tema administrativo de las participaciones municipales, el despojo de tierras y que se castigaría a los responsables de los asesinatos de tres de sus compañeros en el 2018, pero no se hizo nada. 

“Por esta razón solicitamos al gobierno federal que intervenga en el asunto, ya que el gobierno del estado no hace absolutamente nada, es cómplice de la autoridad municipal de San Miguel Quetzaltepec que tiene invadidas nuestras tierras y no nos quiere entregar las participaciones”.