Lo agarraron en casa ajena

El presunto responsable fue detenido por policías municipales

Filiberto, de 34 años de edad, no tuvo otra opción que permanecer en el patio de un domicilio al cual ingresó por la azotea, al parecer con la intención de robar.

El lunes, el amanecer fue distinto para la propietaria de la vivienda ubicada en la calle de Guadalupe Victoria, de la colonia Libertad.

Poco antes de las 06:00 horas, su sueño fue interrumpido por los ruidos y pasos que llegaban desde la azotea a su recámara.

Debido a su edad, 70 años, tardó un momento para incorporarse y al seguir escuchando los ruidos, salió a la calle en busca de ayuda con sus vecinos.

Les contó que escuchaba ruidos en su azotea, por lo que les pidió que inspeccionaran su domicilio.

Al verse copado por las personas, el intruso decidió bajar al patio y les argumentó que conocía a la propietaria.

La mujer llegó hasta él y no lo identificó, por lo cual decidieron “encerrarlo” en ese lugar y pedir apoyo a la policía.

Con la autorización de la mujer, los policías ingresaron al inmueble y observaron al desconocido en el patio, mismo que aceptó que el domicilio no era su propiedad y había ingresado sin autorización alguna.

A petición de la ofendida, Filiberto fue detenido por los policías municipales y quedó a disposición del Fiscal.