Va la Seccón 22 al Congreso federal

Indicaron que el Atlas “permite tener información confiable” y agradecieron “a los compañeros técnicos” que “con escasos recursos hicieron posible” terminarlo

Por acuerdo de su Asamblea Estatal, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se manifestará hoy en los alrededores del Congreso federal, en la Ciudad de México, como medida de presión para que sean incorporados sus reclamos en las leyes secundarias de la nueva reforma educativa.

El secretario de Prensa y Propaganda de la gremial, Wilbert Santiago Valdivieso, dijo que esa instancia de dirección convino la movilización ante el inicio de la discusión de las iniciativas presentadas para la expedición de las leyes General de Educación, del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, y del Organismo para la Mejora Continua de la Educación.

Pues –anotó–, el plazo constitucional de 120 días para la aprobación de las leyes secundarias de la nueva reforma educativa vence el próximo jueves.

Explicó que la Sección 22 del SNTE, junto con los demás contingentes aglutinados en la CNTE, reclaman la integración de sus demandas para lograr la abrogación total de la reforma educativa de Enrique Peña Nieto.

“Es que todavía, los trabajadores de la educación, nos encontramos en un régimen de exclusión laboral”, asentó.

Detalló que las propuestas de la Sección 22, fundadas en el Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO), fueron elaboradas por una comisión interdisciplinaria de la propia gremial.

Destacó que otro reclamo fundamental constituye el restablecimiento de la relación bilateral no sólo para Oaxaca, sino a todos los contingentes de la CNTE, por las complicaciones administrativas y laborales originados por lineamientos aplicados por las dependencias educativas en los diferentes estados, en detrimento de los derechos laborales de los trabajadores.

Subrayó que la Sección 22 demandará también con los demás contingentes de la CNTE, la desaparición del Consejo de Participación Social, por permitir la participación de la iniciativa privada en la educación e incidir en la evaluación diagnóstica de los trabajadores.

Apuntó que en la protesta en Ciudad de México sólo participará el 30% de su membresía de 80 mil afiliados y por tanto, no habrá suspensión de clases, además que participarán trabajadores no docentes.