Transporte para mujeres, temporal

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Proponen que este programa debe monitorearse en todas sus fases, desde su diseño e implementación, hasta los resultados en períodos de tiempo, para su evaluación

Al señalar que la convivencia pacífica, y no la segregación entre hombre y mujeres, debe ser la aspiración de la sociedad oaxaqueña, la presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, Angelica Ayala, indicó que el establecimiento de una ruta con transporte exclusivo para mujeres, adolescentes y niñas tiene que entenderse como como una medida emergente y temporal.

La especialista en temas de género indicó que una vez puesta en marcha -el 7 de octubre, según lo previsto por la Secretaría de Movilidad- debe monitorearse en todas sus fases, desde su diseño e implementación, hasta los resultados en períodos de tiempo para su evaluación. 

“Es claro que ninguna iniciativa por sí sola brindará resultados, por lo que se requiere una acción de política pública coordinada. Basta recordar la estrategia de Mujeres a Salvo, la cual se anunció como la gran estrategia de seguridad y que en su implementación ofreció una serie de debilidades que según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) serían atendidas, sin que a la fecha conozcamos el impacto logrado”, declaró.

Angélica Ayala subrayó que la implementación de medidas emergentes tienen que ir aparejadas con una política de atención al problema estructural de la violencia de género, donde el tema de la prevención es fundamental. 

Como organización de la sociedad civil -dijo- se mantendrán al tanto de su operación, en tanto hicieron un llamado a las autoridades para que, en el ánimo de mantener informada a la ciudadanía, brinden informes periódicos de los avances, de una manera transparente y realista.

“Son tiempos de actuaciones estratégicas, bien planeadas y que ofrezcan resultados que favorezcan el ejercicio pleno de los derechos a la libertad, la seguridad, la integridad de las mujeres y las niñas”, sostuvo.

Finalmente, la presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, Angelica Ayala agregó que las políticas públicas son el medio por el cual es posible atender las causas que originan la violencia de género, para ello se requiere que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial sumen esfuerzos con conocimiento de la problemática, pero también -apuntó- es necesario que escuchen a las mujeres, que no asuman que son las responsables de la violencia que se ejerce contra ellas. Ese es un principio fundamental”.